viernes, 2 de enero de 2009

Otros mundos XXVII; Historia ficción II

Como hemos hecho en precedentes ocasiones, ponemos en paralelo los cromos de la colección que nos ocupa con otras imágenes similares, en particular las procedentes de otras colecciones. En Otros mundos hay diversos humanoides con cabeza de insecto, como nuestros viejos conocidos el Vespónido neumónico y el comandante Pandor. Si éste último lo relacionamos con el infortunado David Hedison, de La mosca, con más razón podremos hacerlo con este último, ya que es igualmente el fracaso de un experimento ocasionado por la intrusión inesperada de una mosca en la cápsula. El experimento, es innecesario decirlo, corre a cargo del inmoral profesor Radycoff. También tendremos ocasión de ver diversos cíclopes, del que el Oftalmeganón es el primer ejemplo, fuera, quizá, de la rata mecánica.

051052
51.Oftalmeganón.
Viven en la zona obscura de Branttanne (planeta que siempre muestra la misma cara a su sol) y su único ojo mide más de un metro. Mientras pasta con la trompa que tiene detrás, vigila para no ser sorprendido por los quirosaúridos.

52. Monstruo del profesor Radycoff.
Cuando éste intentaba agigantar a un criado se coló un díptero en la cápsula experimental y ved el resultado. Lo peor es que sólo tienen sesos de mosca y se pasa el tiempo intentado volar y rebuscando en las basuras.

26 hombre moscaMOSKOT

El número 26 de Monstruos diabólicos también hace referencia a la película La mosca, el 252 de Historia ficción, Moskot, recuerda al Vespónido, número 12 de Otros mundos.
240

240. Porta platillos.
Los platillos tienen un radio de acción relativamente corto. Para su traslado a largas distancias, de un sistema solar a otro, son transportados por esta gran nave, expresamente construida para ello. Su función es similar a la de nuestro portaaviones.

241
241. Nave crónica.
Recogiendo nuestras fantasías de viajes a través del tiempo, comenzaron a estudiar el asunto y a intentar ponerlo en práctica. Por ahora han construido esta bonita nave, con la que tratan de comprimir el tiempo y viajar en él... ¡No sabemos cómo!

La letra capitular está montada sobre una vidriera que representa un sagrado corazón, a la que hemos añadido una cabeza de mosca (Gonia capitata) tomada de la Wikipedia.

6 comentarios:

Valentín VN dijo...

¡Cómo se nota que nuestra infancia fue la mejor! Ahora sólo hay muñequitos Pokémon.
Por cierto, lo de que los platillos volantes tuvieran poca autonomía, me suena a espolio de Star Wars. Cuando Han Solo ve los Tie Fighters, sabe que hay una nave nodriza de la que han salido.

2_unlimited dijo...

Gracias por el post de Otros mundos Evil Preacher. Feliz Año 2009.

2_unlimited dijo...

Por cierto, al Oftalmeganon no le vendria mal un poco de colirio en los ojos, jeje. Un saludo Evil Preacher

Evil Preacher dijo...

La verdad, Valentín, es que a veces siento envidia de las nuevas generaciones y de la abundancia de ficciones interesantes de la que disponen, pero hay dos cosas que prefiero de la nuestra en este sentido; mi manía analítica me hubiera vuelto loco ante tal abundancia y, por otra parte, creo que es un privilegio haber asistido al desarrollo de esta explosión que vivimos hoy: los cromos, el comecocos, los juegos de rol, la great fantasy y la CF, el paso de todo ello de ghettos culturales a las masas... haber vivido todo eso nos da una perspectiva envidiable para poder interpretar el presente y el futuro.

Gracias, 2_Unlimited. En cuanto al colirio, creo que en un abundante riego sanguíneo en la órbita ocular se considera signo de buena salud en la cara oscura de Branttanne, ya que es necesario para una buena visión en tales condiciones.

Illuminatus dijo...

La verdad es que lo de un organismo que sea fundamentalmente un solo ojo tiene su desventaja (¿percepción de profundidad?, por ejemplo).

Por cierto, ¿me conocen la saga de los Metabarones de Jodorowsky y su universo asociado? Todavía intento decidir mi criterio sobre este señor: no sé si es, como Coelho, un jipi que ha evitado las más nocivas consecuencias de lo que consumió en los 60 (y eso lo dota de imaginación) o si es más leído de lo que pensaba y se ha pateado más ciencia ficción clásica que muchos que hay por ahí.

Evil Preacher dijo...

Sin duda la percepción de la profundidad sería menguada en tal criatura, por no hablar de lo vulnerable que resultaría, al tener tan grande y tan al descubierto un órgano como ese: un blanco fácil.

Me fijo en que la nueva cabeza del criado del profesor no es, como dice el texto, la de un díptero, sino de un himenóptero, por las mandíbulas ¿qué opinas? dentro de algunas entregas conoceremos al Océlido rojo, que sí que es un humanoide con cabeza de díptero, con su trompa chupadora y todo.

En cuanto a Jodorowsky, es, tal como te temías, un jipi derivado hacia el cretinismo iluminado. Mientras no te quiera vender la moto es tolerable, como guionista de cómics, pero sus explicaciones como experto en tarot o sus intervenciones en los programas de su colega Dragó son infumables. Leí un álbum guionizado por él que parecía una autoparodia; lamentablemente el segundo volumen no lo tenían en la biblioteca, así que me quedé sin saber hasta que punto llegaba a reírse de su sí mismo, lo que le hubiera dado puntos, o si al final redimía a su alterego de papel.