viernes, 7 de marzo de 2008

Otros mundos XIV

Una vez más, estimados parroquianos, pongo a su disposición imágenes de criaturas e ingenios de otros mundos:

22. Cabeza redonda.
Raros seres vivíparos de Krismerión. Las madres proveen de alimentos a sus hijos durante mucho tiempo. Destruyen millones de lombrices, insectos pajarillos y otros animales perjudiciales para la agricultura.


















23. Tenebrodón.
Estos individuos viven en Zyxw (planeta envejecido, sin bosques, con suelos y minas agotados, agua y atmósfera contaminadas irreversiblemente) y son restos de razas en decadencia que luchan en vano contra su inexorable extinción.


















182. Pesadilla marina.
El más efectivo de los robots supergigantes hizo desaparecer una docena de barcos, tanto en Naaria como de Rutt. Al igual que las garras rojas, nunca se supo al servcio de quién actuaba, ni dónde se encuentra después de la guerra.

183. Rata mecánica.
Destinado a excavar túneles, limpiar alcantarillas, reparar cañerías e instalaciones subterráneas, es un robot sencillo y barato, manejado a distancia. También fue utilizado en la guerra para colocar explosivos bajo los pies del enemigo.


215. «XVI», Escuela de astronautas.
Los búbidos de Neumón III tienen fama de ser los mejores astronautas de la galaxia. Ellos tienen a su cargo esta nave-escuela donde se perfeccionan los navegantes, mecánicos, técnicos en comunicaciones y, sobre todo, los pilotos que han de conducir las grandes astronaves.

216. Hospital volante.
Junto a los servicios de socorro, este hospital estelar se acerca lo más pronto posible a donde haya ocurrido el siniestro. No importa a qué planeta o raza pertenezcan los accidentados. Todos son esmeradísimamente atendidos.



La rostro de la capitular pertenece a un león japonés sobre el que cabalga Buda conservado en el Museo Británico, Londres.

4 comentarios:

MeM3000 dijo...

Gran selección como siempre Predicador. Ya solo por esto su blog es un lugar obligado de paso.

Comentarios:

De los tenebrodones llama la atención que para ser desperdicios de "razas en decadencia que luchan en vano contra su inexorable extinción", tienen unos "brazacos" de gimnasio que indican todo lo contrario. Vamos, que han sabido aprovechar muy bien los despojos sobrantes de los demás X-D


El hospital volante está inspirado completamente en la idea fundacional de la Cruz Roja, cuyo fundador Henry Dunant, después de asistir al cruento e inhumano espectáculo de la Batalla de Solferino, decidió que era necesario crear una sociedad neutral de voluntarios que se dedicara a cuidar de los heridos de guerra, dispuestos a prestar ayuda a cualquiera que la necesitase, independientemente de su raza, ideología, religión o nación.

Ioannes Ensis dijo...

El Tenebrodón siempre fue uno de mis favoritos... ¿en qué maldita mudanza se me perdería el album?

2_unlimited dijo...

Excelente post Evil Preacher. Tus entregas de "Otros Mundos" me encantan, así como el estilo de tu blog.
Me quito el sombrero.
Un saludo .

Evil Preacher dijo...

Estimado Mem3000, lo cierto es que los brazacos de gimnasio son muy comunes en la galaxia y los encontramos en especies de lo más dispares: recordemos, por ejemplo, al Petriforme octocular, al parásito manchado o al macrocéphalo verrugoso.

Si el mérito de Henry Dunant fue grande, más lo es el de este hospital espacial, ya que a su espiritu "humanitario" o "alienitario" se une la dificutad técnica y logistica de ocuparse de bichos biológicamente tan diferentes.

En efecto, Ensis, en el patio de mi colegio era uno de los favoritos, junto con el unicornio de los pantanos, si bien yo nunca fui capaz de decidirme por ninguno. Espero que esta sección llegue a paliar en parte el dolor de tu pérdida.

Gracias 2_Unlimited, es un placer.