jueves, 2 de octubre de 2008

Otros Mundos XXIV

He aquí una nueva entrada de nuestra colección de cromos favorita. Hay numerosos ejemplos en ella de criaturas humanoides con cabeza de insecto que recuerdan al hombre mosca de la película de 1948. Ya vimos al vespónido neumónico y veremos en el futuro al asistente del doctor Radykoff y al océlido rojo; si bien los dos primeros pueden reivindicar con menos legitimidad un nexo filogenético con el de la película, ya que tienen más bien pinta de himenópteros, por las mandíbulas (en el caso del vespónido no solo por eso) mientras que el que hoy presentamos y el océlido tienen más pinta de moscas que de otra cosa. A pesar de ello, también tienen difícil ser aceptados como representantes del orden díptera si atendemos a su significado etimológico, es decir, «de dos alas». Quizá para compensar esta ausencia de alas, la raza ocelada de Rachesky destaca por sus habilidades de piloto.

043044
43. Fantasmilla cornudo.
Antiguamente tímidos y asustadizos, eran presas frecuentes de los dragones horridus. Ahora están mutando sus manos en garras; afilando y endreciendo su cuerno, se han vuelto valientes y agresivos y venden muy caras sus vidas.

The Fly
Portada de una edición que recopila la película del 48 y sus dos secuelas
44.Comandante Pandor.
De la raza ocelada de Rachesky. Disciplinados, enérgicos y organizados, tienen a su cargo los servicios de vigilancia, transporte interplanetario, dirección de fábricas satelizadas y otros trabajos de alta responsabilidad.

234_235
234-235. Remolcador espacial.
Cerca de un estación espacial, este gigantesco remolcador espera listo por si es llamado para entrar en acción. Como en el espacio el peso se anula, puede arrastrar gigantescas astronaves averiadas, grandes piezas o cargas perdidas accidentalmente. La estación tiene forma de cilindro hueco con las dependencias y alacenas establecidas en su espesor. Gira sobre su eje imaginario para producir una fuerza de gravedad en su periferia.

Hace 7 años que conservo el «gallón» de la letra capitular en mis archivos sin, lamentablemente, haber tomado nota en su momento del artista que lo creó. Si alguien tiene noticia ruego sírvase en comunicármelo para acreditarlo como se merece.

6 comentarios:

2_unlimited dijo...

Otra gran entrega. Parece que el Profesor Radicoff y el fantasmilla tienen el mismo problema de acné. O eso o son de la misma familia. Gracias Predicador. ¿Se arreglo al final lo del disco duro? Un saludo

Evil Preacher dijo...

Un placer, 2_unlimited. Quizá las verrugas en la cara del fantasmilla formen parte de su nueva estrategia defensiva y pretendan intimidar a adversario (Verrugas= +1D6 en intimidación).

Lo del disco no fue posible y todos sus datos se perdieron, ya sabes, como se dice en estos casos, como lágrimas en la lluvia.

2_unlimited dijo...

Lamento esa noticia sobre el disco duro. Sé que no es un gran consuelo pero te felicito por el gran trabajo que te tomas en este magnífico blog, a pesar de tener baches en el camino, como es el caso. Un saludo Predicador.

Evil Preacher dijo...

Muchas gracias, la verdad es que los problemas de la vida más allá del blog cada vez me quitan más tiempo, me reconforta que el esfuerzo se aprecie.

Valentín VN dijo...

Estupenda colección de cromos que iguala (e incluso supera) a Historia Ficción. Era el poder de la imaginación cuando no había tanta consola ni tanto internet.
Por cierto, lo del nombre de los autores lo tienes casi imposible. Era una manía de los editores por ocultar a sus artistas, no fuese que se los robasen. Además, así conseguían no pagar royalties. Lo de siempre.
Un saludo y gracias por incluir el vínculo a Tonnerre de Brest.
¡Nos leemos!

Evil Preacher dijo...

Gracias Valentín por tu comentario y por el enlace.
Lo cierto es que Historia Ficción rompió con los moldes propios de la época al incluir una extensa sección de ficción y esa maravillosa sección de monstruos, completamente obscena en comparación con el asunto pedagógico de la mayoría de las colecciónes de la época: su sucesora Otros mundos tomó nota del éxto y fue completamente fantástatica y la sección monstruosa la más amplia del album.
:) Espero ansioso tus nuevas entradas.