domingo, 27 de enero de 2008

El simio, el gorila y el disfraz

Día mundial del traje de gorila 2008 (1)
en el traje de gorila confluye la simbología del gorila y, claro, la del disfraz. El resto del post es igualmente obvio, pero quisiera explicitar estos puntos, para tenerlos presentes, en vista de la próxima celebración del día mundial del traje de gorila:

El simio ha simbolizado siempre en las artes plásticas los instintos animales en los hombres; sus representaciones más frecuentes en el arte occidental, son o dando curso a estos instintos metafóricamente; en general robando fruta, o encadenado, significando así el dominio del ser humano sobre ellos. Otras veces, jugando con la misma idea, aparece parodiando actividades humanas. Veamos algunos ejemplos:

Jean-Baptiste Oudry nos pinta el tema recurrente de macaco robando fruta, símbolo ésta de la sexualidad, domesticada en un frutero hasta la llegada del simio

Brueghel el viejo pone a sus monos cautivos ante la libertad del horizonte marino: los barcos parten quizá hacia su lejano país de origen

El poeta y libertino John Wilmot se hace retratar coronando de laurel a un mono para significar que para él el instinto debía dejarse libre: el animal se sienta sobre unos libros, triunfando de la razón, a demás rompe uno de ellos y ofrece los despojos al poeta

Cuando por fin nuestra cultura descubrió el gorila -la primera mención en un escrito científico la encontramos en 1847, pero hubo que esperar hasta 1920 para su primera descripción sistemática por Carl Akeley- se adueñó inmediatamente de la carga simbólica del simio, añadiendo características propias que le dan una gran profundidad:
Su tamaño y su fuerza hacen que sea imposible dominar el instinto que simboliza y que este sea eminentemente sexual. Así, King Kong rompe las cadenas que contenían secularmente al simio y atrapa a la chica; la evidente carga sexual de la relación se subraya en la versión de 1976 con la sutileza que podemos ver aquí:

Tú Jane, yo Cheeta

De manera que se enriquece con el mito de la bella y la bestia: implica la fantasía de la sumisión sexual a un ser inferior o brutal, desde el punto de vista de la bella y la fantasía complementaria de la dominación sin límites morales o físicos, desde el punto de vista del gorila: ya tuvimos ocasión de hablar de estas fantasías en su momento.

¡Compañera humana para brutos de la jungla!
Ed. Wood también sacó partido al mito en su guión para La novia y la bestia

El mito precede a la descripción científica del animal, como prueba esta escultura de Emmanuel Fremiet, que lo imagina como un chimpancé a lo bestia: una piedra en una mano y una jamona en la otra ¿qué más se le puede pedir a la vida?

Añadamos ahora el significado del disfraz:
El disfraz libera al disfrazado de su propia personalidad: en un primer nivel sólo de la responsabilidad de sus actos, al hacerlos anónimos; en un segundo nivel, transfiriendo la personalidad del propio disfraz: como en los ritos africanos con máscaras, la persona deja de ser tal para pasar a ser el animal o el espíritu representado en la máscara.
Así pues, el humano disfrazado de gorila se inviste de la animalidad y del poder del gorila, con la carga sexual y de dominación que eso implica.


Suele asumirse que el elemento masculino es el gorila y el femenino el dominado, pero se puede subvertir, como en este fragmento de La venus rubia. Adivinanza ¿qué tiene en común Marlene con Zhora, la nexus 6?

Aunque estos elementos estén presentes en todo traje de gorila, en muchas películas predomina una nota burlesca: de esto nos ocuparemos en el post del próximo jueves.

La celebración del día mundial del traje de gorila fue originalmente una propuesta de Bizácoras, a la que nos fuimos uniendo fervorosamente blogs no pertenecientes a dicha agrupación, hasta dar al evento la dimensión internacional que le es propia hoy en día.

4 comentarios:

aigam dijo...

Impresionante analisis sobre el sexo, los monos, y los disfraces!
Me ha parecido especialmente interesante la parte de los simios, aunque solo fuera el prologo para los gorilas.

Capitán Langstrump dijo...

Predicador, gracias por alumbrarnos con tan descomunal erudición. ¡Y vaya descubrimiento, el tal Emmanuel Fremiet! No sé todavía si me gusta, o tan sólo es que me horripila.
Un abrazo.

Evil Preacher dijo...

Gracias Aigam, lo cierto es que no agota ni mucho menos el tema. Creo que he de publicar un pequeño complemento a este post antes del día 31, en el que se celebra oficialmente el día mundial del traje de gorila. El mito del gorila es tan potente porque, cuando se descubrió el animal, dio forma a una fantasía que ya existía entre nosotros, pero no había hallado aún una forma tan perfecta de encarnarse.

Encantado de verte por aquí, Capitán Langstrump. Espero que os paséis un día por París para poder salir de esa indecisión visitando algunas de sus obras. Fremiet persigue una precisión y un naturalismo propio de las historias naturales, pero no renuncia al elemento narrativo, como en este ejemplo, en el que la piedra con la que va armado el gorila y la flecha clavada en su pecho indican que la mujer es el botín de una incursión en un poblado humano.
Un abrazo

Anónimo dijo...

vab банк
vab банк
[url=http://globalist.org.ua/?p=19244]vab банк[/url]
http://globalist.org.ua/?p=19244 - vab банк