sábado, 23 de enero de 2010

Otros Mundos XLII

Numerosas son las afinidades iconográficas, rasgos tomados de tradiciones comunes, paralelismos, etc. que podemos encontrar entre las diferentes colecciones de cromos de las que nos ocupamos. Por ejemplo, las criaturas de los pantanos, que vimos aquí, o los humanoides con cabeza de insecto de los que hablamos aquí o aquí y sobre las que volveremos. De estas afinidades, la más llamativas las encontramos en los cromos de Monstruos diabólicos que se inspiran directamente de uno de Otros mundos. El último de ellos que nos quedaba por ver, reclamado recientemente por el parroquiano Tyrannosaurus, es el número 82 de Otros Mundos y su epígono diabólico, número 19. El Iris bulboso aparece también en la portada del álbum, en un plano más amplio que nos permite ver una parte de su cuerpo y una extremidad que se alarga hacia el espectador. Por el color y por la aparición de las manos, parece haber sido esta imagen la que sirvió de base al Nebulosman, más que el cromo.

082Nebulosman
Recuerden que pueden encontrar Monstruos diabólicos al completo en el álbum de Flickr correspondiente de Rafa Toro

82. Iris bulboso.
Naturales de Lumark, son un enigma. Los bulbos pastosos de todo su cuerpo maduran y caen y los renuevan de otro color. Algunos biólogos sostienen que son especies de vegetales, árboles evolucionados erróneamente.

Aquí tienen en miniaturas enlazadas con los post correspondientes, las precedentes entregas de esta saga:

066Unicornio de MarteDuende espacial
Trasgo rojo, Unicornio de Marte y Duende espacial

061Totem Hechicero
Rey Zuongo y Totem hechicero

0533 selenita
Larva roja y Selenita

016Gato unicornio
Diablo-gato orejudo y Gato unicornio


La capitular se basa en una foto de Joseph Merrick (1862-1890) afectado por el síndrome de Proteo y más conocido como el Hombre Elefante.

9 comentarios:

Valentín VN dijo...

Es cierto, recuerdan al pobre Joseph/John Merrick.

Illuminatus dijo...

A malas podría ser un ataque de virus del papiloma humano. En otros animales, sobre todo los lepóridos, si no se controla, el virus puede estar en la base de los Wolpertinger, por ejemplo:

http://en.wikipedia.org/wiki/Shope_papilloma_virus

Otro enlace, bastante gráfico sobre el particular de los conejos con el virus:

http://ww2.lafayette.edu/~hollidac/jacksforreal.html

Tyrannosaurus dijo...

Es todo un honor ser citado en este ilustre blog, imprescindible en el análisis de criaturas altermundanas. Siempre me ha fascinado el iris bulboso, en parte por su papel protagonista al ser portada del album.
Sería interesante conocer el mecanismo reproductor de estas criaturas. Apuesto a que podrían ser individuos hermafroditas, cual caracoles terrícolas. Al alcanzar su madurez, depositarían los bulbos pastosos bajo tierra, y al cabo del tiempo, eclosionarían los nuevos individuos.
O bien podemos inclinarnos por pensar que están más cerca de ser una especie vegetal, como se apunta en el album. En este caso, cada primavera emitirían bulbos pastosos en cuyo interior habría una semilla. El viento dispersaría los bulbos con sus correspondientes semillas, y algunas de estás germinarían.

Evil Preacher dijo...

Me causa desazón la visión de Merrik, no sé si he hecho bien poniéndola en la capitular, Valentín, pero es cierto que los casos extremos del síndrome de Proteo podrían haber servido de inspiración para el iris bulboso.
Esos conejos tampoco son moco de pavo, Illuminatus; no sería raro que los comentadores de las imágenes tomaran por una especie diferente lo que ya era una especie conocida con una patología. Pienso, por ejemplo, en la raza globulosa:
http://predicadormalvado.blogspot.com/2008/04/otros-mundos-xvi.html

Creo que ya mencionamos en su momento al hombre árbol:
http://www.youtube.com/watch?v=mwaajwHSIv8

Tyrannosaurus, no creo que la posibilidad de tener reproducción asexual le incluiría forzosamente en el reino vegetal, pero lo más chocante del textos para mí es la idea de que la evolución pueda errar; deja traslucir la idea de que es finalista o moral.
Es cierto que el hecho de estar en la portada hacía que fuese un gran momento, cuando uno se hacía con este cromo, aunque el que más me marcó a mí fue el Unicornio de los pantanos, algún día contaré la historia.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Como siempre muy ilustrativo, en el sentido llano y en el metafórico.

Y lo curioso es que en esta palabra el sentido de la raíz es el metafórico.

Un abrazo.

Alejandro dijo...

Ilustrativo sin duda.

Evil, te invito a tí y a toda la parroquia a escoger otra criatura de los cromos para ser animada, así como en su momento le tocó al Scorpio Barbado.

¡Muchos saludos.!

Evil Preacher dijo...

Esos bucles metáfora-sentido llano en la historia de una palabra son interesantísimos: ya Borges nos informó sobre el caso de la rémora.

Gracias de nuevo, Alejandro, por tu animación del Scorpio Barbado. No sé si habrá otros amantes de Otros mundos con habilidad en animación 3D que acepten tu reto, yo tengo ganas desde hace tiempo de hacer alguno en plastilina, si saco un rato para dedicarme a ello, por su puesto lo postearé, pero no parece que vaya a ser mañana mismo.

Alejandro dijo...

Me refería a que eligieran una criatura para que la anime su servidor jeje, aunque tampoco será de un día para otro.
Muchos saludos!!!

Äriastóteles Lumínico dijo...

Predicador: Aquí otro bucle metáfora-sentido. Es lamentable lo que le pasó al competidor, pero esta noticia de Yahoo es un raro ejemplo del cruce de la etimología con la forma:

"Un competidor georgiano de luge perdió la vida luego de que su trineo se despistara".

En este caso, el uso es la mención. ¡Y sucedió durante una práctica deportiva!

¡saludos!