martes, 11 de agosto de 2009

Pasatiempos estivales 2009 (2)

Una vez más, para nuestro pasatiempo de ajedrez heterodoxo, vamos a fusilar un par de problemas del matemático, ilusionista y músico Raymond Smullyan. Hoy proceden del libro Juegos de ajedrez y los misteriosos caballeros de Arabia, que se ambienta en los relatos de las Mil y una noches, bajo el reinado del jalifa Harunu-r-Raschid. Si en el verano precedente acudimos a ejercicios ambientados en el universo holmesiano, hemos de recordar que el whodunit y las fábulas orientales no están tan lejos, como probamos en cierta ocasión. Pero no nos liemos explicando el contexto y vamos directamente a los problemas:
Aquí, el rey negro se ha hecho invisible, no obstante, el jugador de las blancas es tan astuto que sabe darle mate en el siguiente movimiento ¿cuál es?

Rey negro invisible
En esta otra posición es el rey blanco quien se ha hecho invisible ¿qué escaque ocupa? Si el precedente era bastante sencillo, para resolver este hay que tener en cuenta los procedimientos deductivos propios del ajedrez retrospectivo que vimos aquí.

Rey blanco invisible

Como ya es habitual en los post sobre ajedrez, las piezas de los los diagramas están basadas en una de las fuentes para ajedrez que ha diseñado Armando Hernández Marroquín: Chess Condal. En la capitular vemos una meido de las que acudieron a la Japan Expo 09 con la falda ajedrezada y decorada con las figuras del juego.

20 comentarios:

Luis E. Froiz dijo...

Antes de nada, felicitarte por el blog, lo he descubierto hace poco y me parece que tienes atículos muy interesantes.

Y a la hora de resolver esto, en el primer caso, está claro que el rey se encuentra en D7: el peón blanco de C7 come a la torre en B8, y hace reina, dejando sin posibilidad de movimiento al rey negro.

En la solución del segundo, es que no me acaba de quedar claro si se trata de una situación ya de mate, o si las blancas van a hacer mate en el siguiente movimiento, como parecería entender con el enunciado. Por tanto, no supe por donde guiar el proceso deductivo.

Barullo dijo...

Casi... yo en vez de coronar una reina, coronaría un caballo. No sé si para dar jaque mate o para satisfacer mis instintos zoofílicos.
Saludos, Evil, siempre sigo tu blog.

Barullo dijo...

En el segundo problema... me rindo.

Evil Preacher dijo...

Bien visto, Barullo. Gracias por tu fidelidad.
Gracias y bienvenido, Luis. Estaba redactando la respuesta a tu comentario cuando ha llegado el de Barullo:
Estabas bien orientado en el primer problema, pero en la posición que propones el rey negro no queda en jaque, de manera que no hay mate, sino ahogado. En cambio, si el peón se promociona en caballo, en lugar de en dama, tal como propone Barullo, el rey sí queda en jaque mate.

En cuanto al segundo problema, no se busca el mate, ni cuál es el próximo movimiento; simplemente hay que averiguar la posición del rey blanco. En cuanto a la cuestión de quién es el turno, evidentemente son las negras quienes juegan, puesto que su rey está en jaque. Gracias por avisarme de que el enunciado no estaba claro, espero que con estas indicaciones lo esté.

DrGEN dijo...

Luis: Haciendo lo que indicas no darías mate, sino que ahogarías la partida, lo que sería una verdadera pena con esa ventaja ;)
Es correcta la respuesta de Barullo.
El rey negro puede encontrarse en D7 o en C8, en ambas posiciones quedaría en jaque mate al coronar caballo.

Al segundo problema lo estoy viendo ahora, si se me ocurre comento =)

Saludos,
Lisandro

Evil Preacher dijo...

Gracias Lisandro, justo iba a postear un comentario indicando que la respuesta al primer problema no estaba completa, puesto que d7 no era la única posición posible para el rey. Me estoy dando cuenta de la fidelidad de quienes participáis siempre en los post ajedrecísticos y me arrepiento de no haber esperado a Dark, que también le gustan y anda separado del mundanal ruido de ejercicios espirituales.

DrGEN dijo...

Así es... para mí estos posts ajedrecísticos son como un caramelo para un niño ;)
No te preocupes que Dark todavía tiene el segundo problema.
Reconozco que lo estoy mirando y se me está escapando algo... no logro dar con la respuesta.
Le voy a dar un último vistazo y sino regresaré por la respuesta.
Abrazo!

Barullo dijo...

Jejeje, el rey blanco está en C3, lo veo clarito, clarito. Algo empachado, quizás, por haberse aprovechado de un peón negro, pero así son las cosas en este mundo traidor.

Barullo dijo...

Si en el primer problema el rey pudiera estar tanto en D7 como en C8, el problema quedaría arruinado por tener doble solución (bah, digo yo). Siempre he pensado que un problema es más bello cuanto menos piezas inútiles tenga (idealmente, ninguna). Entonces... ¿qué hace ese peón en A6? No analicé demasiado, pero creo que arruina el estofado.

Barullo dijo...

La resolución del segundo problema me deja una duda moral: ¿hasta dónde es lícito que dos miembros de la clase trabajadora deban sacrificarse por el error de un obispo negro? ¿dónde estaba dios? ¿dónde estaba el sindicato?

DrGEN dijo...

Barullo:
No se arruina porque el problema inicial, no preguntan dónde está el rey, sino cómo darle mate, y la respuesta es una sóla ;)
El peón en A6 defiende al caballo dàndo al problema dos posibles posiciones del rey negro y una sòla solución. Al menos así lo veo yo =)

En cuanto al segundo problema, es correcto lo que decís, pero dejame decirte que en este caso sí hay dos soluciones ;)
El rey blanco pudo efectivamente haberse empachado, pero también pudo haber corrido al reparo de su único aliado, en a3 ;)

Saludos!

DrGEN dijo...

Me corrijo: es como decis Barullo, sino tendría que estar el peón en c3 :P

Barullo dijo...

Pues a mí me parece que el peón en A6 le da dos soluciones al problema. Si no estuviera, la solución única sería el rey en D7.

Äriastóteles Lumínico dijo...

¡Suerte para quienes sean pacientes con el axedrez!

Alejandro dijo...

Si bien es cierto que en el segundo caso, el rey puede estar en A3 o en C3, la posición previa asumida, sea el rey blanco en doble jaque por el alfil y el caballo en en B3, es irreal. Para que un doble jaque así pudiese haberse dado, debería existir un solo movimiento previo que "desbloquee" ambas rutas, la de la torre y del alfil al mismo tiempo, hacia el rey blanco. Eso es lo que a mí me parece imposible.
El ejercicio por tanto jamás podría corresponder a un caso real.

Alejandro dijo...

Por si acaso me refiero a esto: http://filosofiaycafe.wordpress.com/2009/08/12/imposible/

DrGEN dijo...

Alejandro:
Reitero: la única posición correcta del rey blanco en el segundo problema es c3 (no a3 como anteriormente sugerí).

Lo que indicas es correcto: un sólo movimiento que "desbloquée" ambas rutas, pero te equivocas al decir que es imposible ;)

Ahí mismo está la cuestión interesante del problema.
No quiero aportar la solución para que siga siendo interesante, pero lo que dijo Barullo es una gran ayuda. De todas maneras si es necesario seguramente será Evil quien aporte la solución.

Saludos,
Lisandro

PD/Ayudita: La posición que señalas en tu blog, es efectivamente imposible... pero en el problema en ningún momento se llega a esa posición ;)

Evil Preacher dijo...

Barullo, dado que la pregunta es «¿Con qué movimiento dan mate las blancas a la siguiente?» pienso que el problema es muy elegante, en plan; me da igual dónde esté el rey, yo le doy mate en cualquier caso. En ese sentido, me parece completamente justificado el peón de la columna de torre que hace posible otra posición para el rey.

En lo relativo al segundo, mientras redactaba me notifican el comentario de Dr. Gen (y es exacto, has dado en el clavo, Lisandro) y, aunque poco se puede añadir sin dar la respuesta, recuerda, Alejandro, que di una importante pista en un comentario anterior al decir que el rey negro está en jaque.

Cito el comienzo de la explicación que da el propio Smullyan, que es una manera de reformular ordenadamente algunas de las ideas que ya se han esbozado (traducción de Emilio C. Lloveras):

«Es tentador decir que la posición es imposible independientemente de dónde esté el ray blanco, con el siguiente falso razonamiento "El rey blanco está en b3 o el rey negro tiene jaque del alfil. Pero el rey blanco no puede estar en b3, porque si estuviera tendría un jaque imaginario (imposible) de la torre y del alfil negros; es decir, tendría un jaque simultáneo de ambas piezas y cualquiera que moviera para hecer jaque, ya tendrí a ala otra con un jaque anterior. Por lo tanto el rey blanco no está en b3 y el rey negro sí está en jaque ¿Cómo dieron las blancas ese jaque? No con el alfil; por lo tanto el ray blanco debe haber venido de b3 para descubrir el jaque (sesulta obvio que no pudo venir de c2). Pero si vino de b3. aún estaría en un jaque imaginario de la torre y el alfil negros. Por consiguiente la posición es imposible"
Es notable observar cuánta gente juraría la validez del razonamiento precedente. Pero es inválido por las siguientes causas [...]» y hasta ahí puedo leer, que diría Mayra Gómez Kemp.

Luis E. Froiz dijo...

Gracias por corregirme el error de la primera jugada. Me cerré en el hecho de que se vencía la partida, y no busqué más opciones que la reina, al emocionarme por encontrarlo.

En la 2ª, sigo pensando en cuál puede ser ese movimiento que dice Lisandro que puede desbloquear ambas rutas. De hecho, soy de los que darían por válido el razonamiento que da Smullyan...

Evil Preacher dijo...

No solo tú, Luis, todos aceptaríamos el falso razonamiento que expone Smullyan en un principio, por lo que, cuando se conoce la verdadera solución, parece todavía más ingeniosa. Para llegar a ella, recuerda que resulta de utilidad seguir el procedimiento retrospectivo, de hecho, hay que retroceder varios movimientos para entender porqué el rey puede estar donde está. Por otro lado ya hay bastantes pistas en los comentarios, una, particularmente valiosa, en uno de Barullo.