sábado, 15 de noviembre de 2008

Cultos al carguero

Es muy instructivo estudiar una religión desde el punto de vista histórico: quiénes escribieron sus libros supuestamente revelados, qué motivos políticos o económicos condicionaron la formación de tales o cuales dogmas, qué elementos copiaron de otras religiones, hasta qué punto son el producto de una tradición espontánea y hasta cuál el cínico diseño de algunos, etc. Esto es particularmente fácil de hacer con religiones de reciente creación, como el mormonismo o la cienciología. Hoy nos ocuparemos de los cargo cults de las islas del Pacífico Sur:
soldier_42583889_band_416
Músicos en un desfile ritual; no dejen de ver las otras fotos publicadas, en el mismo sitio, entre las que se cuenta la del niño de la letra capitular. A la derecha, un uniforme de culto; fotografía de Mike Jay que ilustra su artículo «The Last Cargo Cult».

Mientras que los nativos hacen a menudo cosas útiles y prácticas, como cazar, fabricar bienes o viviendas, recolectar alimentos, etc. los blancos se dedican a cosas que obviamente carecen de consecuencias prácticas: se pasan el día moviendo papeles sentados detrás de una mesa, hablan con un aparato que emite extraños sonidos, hacen que los nativos se vistan todos igual y caminen al mismo ritmo. A pesar de todo esto a los blancos no les falta de nada; al contrario, tienen un montón de cachivaches mágicos interesantes y ¿de dónde proceden todos esos bienes? Del carguero. Cada vez que hace falta algo, viene por carguero, incluso si algo necesita reparación, se manda de vuelta al carguero. A la vista de esto es evidente que todas esas cosas raras que hacen los blancos sin finalidad práctica inmediata no son más que (como las cosas sin finalidad práctica inmediata que los mismos nativos hacen) rituales religiosos para hacer venir por carguero todo lo que necesitan.

FrumParadeprince_phillip_god
Un desfile el día de John Frum; fusiles de bambú y las siglas «U.S.A.» en el pecho, tomada de aquí. A la derecha, un adepto del culto al príncipe Felipe de Inglaterra; más fotos en su página de origen

Existen múltipes variantes de esta religión en las diferentes islas y ha sufrido interesantes cambios a lo largo de los años.
Básicamente consiste en realizar ritos que imitan la conducta de los colonizadores con el fin de atraer al carguero, lleno de bienes industriales.
En las versiones más antiguas del culto el carguero era a vela, mientras que desde la II Guerra Mundial se trata de aviones de carga; los productos insustriales que esperan recibir han evolucionado de la misma manera. Cuando los primeros colonizadores llegaron a esas islas a menudo los nativos les tomaron por seres sobrenaturales (dioses o antepasados). Los colonizadores, por supuesto, cultivaron esa idea: en las derivas mesiánicas de esta religión (que enunciaremos brevemente a contiuación) los mesías se parecen a los colonizadores. Los ropajes de culto son imitaciones de los de los colonizadores, como pueden ver en las fotografías que ilustran este artículo, que tratan de remedar los uniformes del ejército estadounidense. Los ritos consisten en desfiles, izadas de bandera, hablar por la radio (David Attenborough nos habla de una «radio» que era una señora que cuchicheaba paralabras incomprensibles con un cable rodeándole la cintura) y construyen pistas de aterrizaje, radares y torres de control a base de hojas de palmera y cañas con el fin de preparar la llegada del avión de carga.

800px-JohnFrumCrossTanna1967
Una cruz roja, típica del culto de John Furm. También son muy populares las maquetas de aviones (foto de la Wikipedia)

Si bien la creencia más extendida es que los bienes industriales son regalos de que les envían los antepasados, pero que el hombre blanco, astutamente, se ha hecho con el secreto ritual para apropiárselos, la imagen de los mesías y antepasados como decíamos, coincide con la del colonizador. En diferentes momentos el aspecto de estos seres sobrenaturales era como el de los blancos (ingleses, australianos o americanos) japoneses (en islas bajo ocupación en la II Guerra Mundial) etc. En la actualidad la creencia más frecuente es que los antepasados se parecen a los soldados norteamericanos negros.

En cuanto a los mesías, en la isla Tanna, en las Nuevas Hébridas, encontramos al más famoso; John Frum; su descripción física ha sufrido cambios similares a lo largo de la historia del culto: llegará en un avión de cargo un 15 de febrero con ilimitados productos industriales para todos y los fieles vivirán una nueva era de abundancia y felicidad imperecedera. Su símbolo más sagrado es una cruz roja, procedente de los servicios médicos del ejército.

Como algunos pensaron, no sin lógica, que los jefes de los colonizadores eran los verdaderos poseedores del secreto del cargo, algunos de estos han pasado a formar parte del panteón. El príncipe Felipe de Inglaterra, desde su visita oficial a la región en 1974, fue divinizado en una variante del culto de John Frum profesada por la tribu Yaohnanen. Al presidente estadounidense Lyndon Johnson le intentaron sobornar los habitantes de Nueva Hanover (Islas Bismarck) para que revelara el secreto del cargo.

Ignoro si que el nuevo ocupante de la Casa Blanca sea negro afectará al culto; quizá signifique que el próximo 15 de febrero será el bueno.

La mayor parte de la información procede Cerdos, Vacas y Brujas de Marvin Harris y del capítulo 5 de The God Delusion, de Richard Dawkins, que cita abundantemente Quest in Paradise, de David Attenborough.

18 comentarios:

padawan dijo...

Yo también acabo de leer el libro de Harris.
Es genial la respuesta que le da uno de los nativos a Attenborough en uno de sus documentales: "¿Acaso no lleváis vosotros dos mil años esperando a vuestro Mesias? ¿Por qué ibamos nosotros a cansarnos tras unas pocas décadas?"

Evil Preacher dijo...

Me pregunto si esa respuesta se ha extendido como tradición o diferentes personas han llegado a esa conclusión independientemente; es citada, en boca de diferentes creyentes y diferentes momentos, por Harris, en Cerdos, vacas y brujas, por Attenborough, en Quest in Paradise (y, según me informas, en uno de sus documentales) y por Robert Buckman en Can We Be Good without God?.

Atilio dijo...

Recuerdo cuando me enteré del tema de los Cargo Cults y no lo podía creer, perdón por el juego de palabras. John Frum es, evidentemente, John from (the US army/navy) y los nativos imitando rutinas militares o la operación de una torre de control y un pista de aterrizaje.
No hay ninguna diferencia con hacer un pase de magia y que el vino se transforme en sangre. Al igual que los cultos al carguero, el milagro no sucede nunca.

Evil Preacher dijo...

Es algo que me parece absolutamente increíble, no me cabe en la cabeza: los fieles de todas las religiones ven claramente que las creencias de las demás son disparatadas y locas, pero no lo pueden ver en la suya; musulmanes, mormones, raelianos, arrianos, católicos romanos, presbiterianos, cienciólogos, etc. todos opinan que, precisamente la suya es diferente y todas las demás, iguales.

Atilio dijo...

Así es Evil, no solo disparatadas y locas sino también pruebas de ignorancia e inferioridad de los otros.
Pero como no se dan cuentas los cristianos que el islam es claramente superior? (piensa el musulmán). Seguramente no representar a dios y reducir jesús al nivel de profeta es un rasgo de sensibilidad. Lo que a mi no me entra es como pueden imaginar el paraíso, dar vueltas alrededor de un piedra y admirar el caballo alado que allah le dio a mahoma como afirmaciones razonables por las cuales se puede matar y morir.
Y los pases de magia de los curas católicos bendiciendo y transformando la materia? Pero como no se dan cuenta de la simple mística alquimista en tales gestos?
Las estatuas que lloran, las apariciones y los milagros de los santos.
El caos interpretativo musulmán produce una infinidad de opiniones contradictorias pero todas con carácter sagrado por las cuales se desatan guerras.
La anarquía hindú no estalla simplemente gracias a la multiplicación de dioses que satisfacen todos los paladares. Que pensará un shinto de un mormón? Y un vodoo de un tao?

Illuminatus dijo...

El problema de base en estas creencias radica en el principio de Clarke: una tecnología suficientemente avanzada como para no comprender su fundamento científico, parecerá magia.

Nuevamente podemos observar que la ignorancia provoca el recurso al pensamiento mágico y a obviar la explicación naturalista en pro de una simplificación de la causa y el efecto (lo mismo que si uno no conoce las bacterias y gérmenes atribuye la peste a las flechas negras del dios Apolo).

Esto, además, enlaza con las teorías de la conspiración y las explicaciones conspiranoicas para fenómenos completamente explicables mediante argumentación razonada científicamente: ayer lo pasé muy mal viendo a un pobre conspiranoico canario discutiéndole a un meteorólogo los rastros de condensación de la aviación comercial con el argumento de los chemtrails o rastros químicos supuestamente propagados por quién sabe quién con malignas intenciones.

josman dijo...

bueno, algunos se rasgan las vestiduras y quieren poner tierra de por medio con personas "que recorren medio mundo para dar vueltas alrededor de una piedra" y quizas no son conscientes de que en ese momento, incluso es posible que en su mismo pueblo, alguien nombra "alcaldesa perpepua"
a una imagen...

interesante y documentado lugar, un saludo

Dark_Packer dijo...

Interesante notar cómo el aspecto paternalista del colonialismo (presente incluso en el asistencialismo de los misioneros), se convierte en esta religión en un dogma.

Evil, ya me dirás cuál o cuáles son los criterios para concluir que todas las religiones son iguales.

Evil Preacher dijo...

Sin duda esta gente es víctima de la tercera ley de Clarke, tal como señalas, Illuminatus, así, al menos, tienen una excusa frente a los creyentes de otras religiones que florencen en pueblos tecnológicos y con acceso a la cultura.

Las conspiraciones tienen una cosa en común con la fe religiosa; por definición no puede ser probadas. Aún así, estos también tienen una ventaja frente a los devotos religiosos, ya que las más probables de las conspiraciones postuladas, una ínfima parte, tienen un porcentaje de posibilidades de ser ciertas mayor que las de los dioses más probables.

Gracias, Josman; efectivamente a menudo el espejismo de dios pivota sobre un mero error de percepción de las escalas.

Todas las religiones no son iguales, Dark: es obvio que los monoteísmos con vocación de imperio universal son mucho más dañinos que, pongamos por ejemplo, el budismo hīnayāna.
Sin embargo todas las religiones tienen muchas cosas en común; en su formación, ritos, etc. y no es la menos llamativa de ellas el hecho de que todas postulen mitos fantásticos e insensatos: lo que me sorprende y quería subrayar aquí es que los creyentes conserven íntegra su capacidad para ver la insensatez de los mitos de las otras religiones, pero, justamente la suya, les parece diferente en este sentido, sus fantasías tienen una dignidad superior a las de los demás.

Dark_Packer dijo...

No todos los mitos de las otras religiones me parecen insensatos, ni mucho menos, e incluso son más sensatos que algunos de los mitos de nuestra religión. Pero considerados en conjunto me parece más razonable el catolicismo.

A mí me sorprende que se consideren por principio insensatas ciertas verdades que nos hablan de una dimensión trascendente que no podemos alcanzar por nuestras propias fuerzas intelectuales. A eso lo llamo "racionalismo" (="sólo existe lo que podemos captar conceptualmente").

Por ejemplo, del Islam no criticaría tanto el caballo que vuela (posible con un milagro de por medio) sino la visión de un monoteísmo unipersonal que implica la contradicción de que Dios necesite crear para no estar solo. Y así muchas otras cosas.

Evil Preacher dijo...

La verdad es que si entramos en el debate de qué mitos son más delirantes que otros, qué milagros son sensatos y qué fábulas se pueden considerar coherentes metáforas para expresar una realidad inimaginable, va a ser difícil encontrar criterios en los que ponernos de acuerdo, es decir, medianamente objetivos.
¿Cómo comparar las exactas y prolijas tradiciones islámicas que establecen las riquezas de las que dispondrás en el Paraíso en función tus méritos con los alucinógenas criaturas de cuatro caras de Ezequiel? ¿La monstruosa Trinidad con la Inmaculada Concepción? ¿El autosacrificio de Odín, colgado en el arbol con... bueno, algunos mitos sí se pueden comparar por que son parecidoe o tienen elementos o estructura comunes, pero precisamente el nivel de insensatez es un criterio resbaladizo.

Valentín VN dijo...

No conocía nada de esto. Muy interesante tu entrada para acercarme a esta visión de la religión.
David Atenborough es una referencia muy interesante.

Atilio dijo...

Dark:

"sólo existe lo que podemos captar conceptualmente"

Efectivamente es así. Es un buen principio aunque todos sepamos que es impreciso. Por ejemplo, sabemos que existe vida en Marte? No, no sabemos. No sabemos tampoco que no exista. Tenemos razones para pensar que es posible y hasta probable que se encuentre vida bacteriana sobreviviendo todavía en un ambiente hostil y como resabio de vida abundante anterior. Pero hasta que tal propuesta sea probada no se puede decir que existe vida en Marte.
Por ende, no existe la vida en Titán y no existe la vida en el universo fuera de la Tierra (es una deducción defectuosa pues podría existir en Titán pero no en Marte. Está hecha con la intención de usar la acumulación de probabilidades para ilustrar el punto central, cual es, que solo se puede afirmar existente lo que ha sido demostrado y comprobado de ser existente).


Evil:

Estás echando espuma por la boca. Delicioso.

Evil Preacher dijo...

Justamente soy consciente de que estas religiones no son tan conocidas como se merecen; la antropología es una de esas ciencias que ayudan a ajustar nuestras escalas y a relativizar nuestras certezas (en realidad todas las ciencias, pero esta de una forma particularmente poética). De modo que encantado de que te hay interesado, Valentín.

No Atilio, nada de espuma; simplemente busco los términos que expresen de manera más clara y sencilla lo que quiero expresar.

Illuminatus dijo...

"sólo existe lo que podemos captar conceptualmente"

Lo que hace vulnerable este argumento, según mi modo de verlo, es que primero debería poder establecerse de modo objetivo la existencia de algo. No me refiero, naturalmente, a lo que sería la existencia física o la existencia conceptual, sino a disponer de un sistema absoluto de referencia para establecer la existencia de cualesquiera entidades.

Desde el mismo momento en que la realidad que conocemos parte de la intermediación de los sentidos con el intelecto y la imperfección de éstos, el concepto de realidad se hace poco sólido y más consensuado que otra cosa. Si uno quiere entonces establecer de forma absoluta la existencia de algo, desde lo más simple a la misma realidad por entero, lo lleva jodido, como el mismo Descartes (que se echó atrás en tan interesante línea de pensamiento).

Ioannes Ensis dijo...

Es una bonita introducción a un tema antropológico de lo más complicado lo que ha plasmmado aquí, admirado Predicador.
Malvados y gandules saludos.

Atilio dijo...

Iluminatus:

Estoy de acuerdo contigo en principio. Debo aclarar que mi comentario anterior, y supongo que lo habras comprendido asi, se debe a mi oposicion a considerar existente cualquier entidad que sea el resultado de mera especulacion filosofica y sin bases cientificas. Esto se debe a que conozco el pensamiento de nuestro amigo Dark a quien atormento con estas cosas en cada oportunidad que se me presenta.
Es mas, es un tema que me resulta, como bien dices, sumamente interesante. Lamentablemente en estos momentos no tengo la posibilidad de acceder ciertos libros y buscar algunos pasajes interesantes al respecto. Los autores que consultaria si pudiera serian todos cientificos pues hay una realidad externa cuyas manifestaciones y consecuencias de nuestras acciones son mesurabloes de manera objetiva (si, ya se que esto es academicamente cuestionable a nivel de la interface entre la mente y lo externo pero que el color rojo que yo veo no sea el mismo que tu veas no significa que no exista esa longitud de onda y que podamos manipularla). El viejo ejemplo de tomar un avion y sentirse seguro volando se aplica nuevamente aqui, supongo que esta claro y no hace falta explicarlo.

De todos modos y volviendo al comentario de Dark y al tema del post, me parece claro que cuando las imaginaciones de los teologos o de los nativos del culto del carguero se ponen a funcionar los resultados son similares: imitaciones de uniformes americanos y sotanas.

Evil Preacher dijo...

Gracias, Ensis.
En cuanto a las cuestiones evocadas relativas a la realidad, lo cierto es que no dudo que en realidad exista algo, pero no hay un sistema absoluto para aprehender tal realidad y, tal como señala Illuminatus, nos movemos en el campo de la convención. Evidentemente y volviendo al asunto del post, la convención propuesta por las religiones resulta poco práctica, aboca a las personas a la infelicidad y es infantil: parece mentira que tengamos que hablar de ellas aún hoy como algo más que una curiosidad literaria o de la historia antropológica.