martes, 12 de agosto de 2008

Otros mundos XX

Hoy vemos, por fin, dos criaturas que habían sido anunciadas en anteriores entregas y habían levantado gran expectación, el placodermo y el flautista. La sección de «Hombres y robots» toca fin con su último representante, el Troyano; pero no se preocupen: aún quedan muchos monstruos que, en breve, serán acompañados por los de la colección Historia-ficción, hermana mayor de Otros mundos.

34. Flautista escarlata.
Gracioso humanoide de los bosques de Barutcha Menor, comedor de huevos, frutos tiernos y semillas. Estos seres cantan armoniosamente como pájaros canoros y, a la caida de la tarde, dan auténticos conciertos que atraen a muchos oyentes.

034036

36. Placodermo trirrino.
Lento y seguro, es un experto agricultor en Krismerión. Sus trompas miden la humedad, la temperatura, los olores, la polinización y la maduración, prevén los cambios atmosféricos, analizan los suelos, los abonos y las aguas.

194195

194. Mensajero de Nova Atlanta.
Este soldado perdió ambos pies y se le colocó una doble prótesis. Ahora puede caminar, deslizarse cerca del suelo velozmente o ascender para saltar todos los obstáculos. Las aletas del casco le mantienen en equilibrio vertical.

195. El Troyano.
Le han dado el nombre de «el Troyano» en una nueva interpretación de la leyenda del caballo de Troya. Este robot, de doce metros de altura, lleva en su interior una veintena de robots pequeños que actúan como «kamikazes».

226_227

226-227. Casino intermundial.
Una astronave de Neumón III está llegando a «La Colmena», lugar de esparcimiento para los amantes de las emociones fuertes, procedentes de toda la galaxia. Aquí se juega absolutamente todo en juegos de azar, de ingenio, de valor o de habilidad. Joyas, propiedades, esclavos, mujeres y hasta la vida. Todo se juega menos el dinero; porque su uso aún no se ha extendido; todos los tratos se hacen por medio de intercambios.

En la imagen sobre la que está montada la letra capitular vemos a dr. von Braun junto a los motores de lanzamiento del Saturno V; tomada de aquí.

5 comentarios:

Ginebra dijo...

El placodermo será vegetariano ¿no? porque si no menudo desperdicio de habilidades.

2_unlimited dijo...

Otro gran post de Evil Preacher. Gracias.

Illuminatus dijo...

¿Hay lógica en el tema de la trata delos esclavos entre civilizaciones tan tecnológicamente avanzadas? Prácticamente todas las escuelas económicas que conozco consideran la esclavitud (sensu estricto, no entro a valorar los inventos neoliberales) como una de las formas más ineficientes de gestión del trabajo y la producción pero hay una barbaridad de escritores de C-F que tienen la manía de meterla en sus historias.

Atilio dijo...

Me uno al comentario de ILLUMINATUS y agrego que es como mínimo curioso que el dinero no se haya extendido a todos los planetas de donde viene gente al casino. Sociedades basadas en el trueque no tienen la capacidad de progreso como para crear tecnologías que permitirán viajar por el espacio para ir a un casino a jugar sus mujeres (tampoco me parece probable que sociedades tan avanzadas apuesten sus mujeres...), joyas, propiedades y cosas así. En fin, todo es posible en otros mundos.

En cuanto al flautista escarlata, uno de los seres mas extranios vistos por aquí, me parece que en realidad es un enano de jardín vulcano (Star Trek). Vean sus orejas.

Los Placodermo trirrinos tienden a morir en medio de gritos y dolores atroces. Esto es porque algunos de ellos no resisten y se rascan la cabeza cuando les pican los granos rojos y con el movimiento ascendente se cortan los ojos salientes y las antenas, órganos vitales de la especie(además de llevarse alguna trompa en el camino).

Me ha dejado pensando el que el Mensajero de Nova Atlanta necesite alertas de su casco para mantener el equilibrio. No entiendo como perder los pies puede afectar tal sentido. Que le dirá el casco? "Che boludo, te estás cayendo hacia la izquierda!" (en la versión argentina).

El Troyano tiene 12 dedos, 6 en cada mano. Curioso.

Dado que hemos terminado con los robots es el momento de preguntarse porqué todos ellos llevan calzones (a menos que tengan múltiples funciones, una de las cuales no fue nunca mencionada aquí).

Evil Preacher dijo...

La ausencia de una unidad de cambio más eficiente que el trueque me había chocado, como la de la rueda, que vimos hace algunas entregas: harían bien en echar un vistazo al árbol de desarrollo tecnológico del Civilization. Se me había pasado, sin embargo, lo de la esclavitud: recordemos que los quiméridos tridáctilos eran felices siendo esclavos, igual también les gusta ser apostados. Menos detalles tenemos del sometimiento de la raza globulosa.
Lo ineficaz de la esclavitud ha pesado, quizá, a la hora de no incluirla en el proyecto de estado tibetano, rompiendo con sus tradiciones.

No me sorprende, sin embargo, que se apuesten mujeres: un método de deshacerse de las que ya se tienen muy vistas más civilizado que la eliminación física.