viernes, 1 de junio de 2007

Cuestionario malvado: el fin

ntre las diferentes opciones que se ofrecían como razones para que la pervivencia de la Iglesia Católica fuera buena para la humanidad ha triunfado con amplísimo margen «No hay razón alguna para que perviva, el mundo sería mejor sin la Iglesia Romana». Si las decisiones de este blog fueran vinculantes los partidarios de esa opción no necesitarían pactos para gobernar.

La segunda opción más votada, está en la tradición maquiavélica y napoleónica de la razón de estado: «Es un método efectivo de control de las masas». Otra posibilidad sería pensar que las mentiras de la religión podrían ayudar a muchos a sobrellevar el dolor y la certeza de su propia muerte: ambas están relacionadas:


Los pueblos necesitados de un control inquisitorial son a menudo los mismos que están sumidos en el dolor y la miseria ¿cómo decir a los niños de Invierno en Bagdad que el dios al que invocan no existe cuando no hay ninguna otra esperanza?

Sin embargo, en los países en los que se goza de buen nivel de vida y de educación, la honestidad intelectual es un deber moral y la valentía y madurez para afrontar las realidades existenciales es la única vía para una vida plena.

En fin, estimados parroquianos, si he de permitirme dar aquí mi opinión personal ésta sería, como sin duda ustedes han adivinado, la correspondiente a la última opción del cuestionario.

Hace dos meses que andaba estorbando en el margen el cuestionario en cuestión. Si ha permanecido tanto tiempo ha sido, en parte, porque tenía un poco de pereza de escribir una entrada a modo de respuesta. Llega un momento en que resulta angustioso andarse regodeando en que la hostia no se convierte en carne, que las vírgenes no tienen hjos, que los cerdos no pueden servir de cárcel a demonios, que los anillos de Saturno no son el prepucio de Jesús y tantas infinitas obviedades ¡Cómo es posible que sigamos así a estas alturas! Pero no se desanimen, estimados parroquianos, pronto volveremos con más entradas sobre ateología.

4 comentarios:

pepe dijo...

Pero lo mas curioso de todo, es que en nuestro interior sabemos que todo lo que nos dicen no puede ser verdad, que no es logico, pero nos lo creemos o se lo creen, no se si por creencia en ese Dios, Buda, Ala, o el que toque, o por el miedo a la nada a que cuando cada uno de nosotros nos vayamos todo se acabe, que no hay nada, que no hay paraiso, ni infierno, solo que se apaga la luz y ya esta!

irichc dijo...

Bien, ya tenemos el consenso. Es hora de pasar a la acción.

Evil Preacher dijo...

Por una vez Irich tiene toda la razón: este cuestionario ha sido de lo más autocomplaciente.

Evil Preacher dijo...

Pepe:
¡Qué bien no sufrir en vida el chantaje moral de una eternidad de sufrimientos y poder elaborar una moral basada en la responsabilidad y no en el miedo!
¡Qué alivio saber que todo va cesar; la responsabilidad, la tensión de la existencia! ¿como tanta gente quiere creer que son eternos? yo creo que no se han parado a pensar lo larguísima que es la eternidad, sobre todo, como dice Woody Allen, hacia el final