domingo, 1 de marzo de 2009

La novela laberinto

Anything that is in the world when you're born is normal and ordinary and is just a natural part of the way the world works. Anything that's invented between when you're fifteen and thirty-five is new and exciting and revolutionary and you can probably get a career in it. Anything invented after you're thirty-five is against the natural order of things.

Es habitual escuchar quejas de los «adultos» a propósito de formas de ocio como los videojuegos, juegos de rol o el manga, confirmadas por dudosas noticias que de cuando en cuando vemos en los telediarios. Por otro lado, estas expresiones artísticas, todas ellas con un importante elemento narrativo y ficcional, empiezan por fin a verse como tales en algunos círculos y cada vez más universidades incluyen en sus programas materias que pretenden su análisis, de manera que se empieza a crear un corpus teórico sobre el particular, algunas obras se empiezan a percibir como clásicos, sus creadores reciben condecoraciones, etc.

Algunos recursos narrativos de las formas de ficción más tradicionales han pasado a estas más recientes, y en ese sentido es legítimo considerar a estas una evolución de aquellas. De hecho, recursos como alterar la secuencia cronológica con flashbacks (analepsis), flashforwards (prolepsis) han sido muy usados desde la novela experimental y ¿qué sería de Naruto sin flashbacks? también desde el siglo pasado se hizo esencial la cuestión del punto de vista en la novela ¿y qué sería de los videojuegos sin conceptos como «punto de vista subjetivo» o «en tercera persona»? Sin embargo, el elemento más importante de los videojuegos, que lo diferencia de otras formas de ficción, es la interactividad; la participación del lector y la importancia de la recepción es uno de los elementos capitales de la crítica contemporánea, tras los trabajos de Roland Barthes y de Umberto Eco.

Cluedo
La estructura de artefacto propia de la novela enigma la hacen fácilmente reductible a un conjunto de reglas, seductor para la crítica estructuralista y para los creadores de juegos. Arriba el coronel Mostaza y Mrs. Peacock, personajes del Cluedo en una edición de lujo de 1996 (más aquí). Abajo, plano tomado de una edición de la novela The Scarab Murder Case de S. S. Van Dine, encontrado en Bookscans.
bantam0096ic
También en la práctica algunos autores han querido aprovechar las posibilidades interactivas de la novela, en particular Julio Cortazar con su Rayuela, pero también, y mucho antes, todo el whodunit ¿qué es la novela enigma sino un juego? Las reglas de la novela policial de S. S. Van Dine no hacen más que poner en evidencia las reglas de ese juego, en el que el lector, con la misma información que el detective, es desafiando a encontrar antes que él al asesino.
Tras varias décadas de novela experimental aparecieron formas narrativas que intentaban ir más allá en la interactividad, por ejemplo las novelas de detectives juveniles que planteaban adivinanzas y en las que había que encontrar indicios en las ilustraciones, hubo colecciones enteras que seguían esta premisa en la década de los 80, pero el más bello ejemplo de este subgénero fue Las aventuras de la Mano Negra, de Hans Jürgen Press, que se publicó en forma de libro por primera vez en 1965.















En cada página de texto, a la izquierda, se daba la solución del enigma de la ilustración precedente y se planteaba una nueva pregunta, cuya respuesta se había de encontrar en la abigarrada ilustración de la derecha. Antes de recopilarse en un libro, Press publicó Las aventuras de la Mano Negra semanalmente, de modo que había que esperar siete días para tener la solución y ver avanzar la investigación. Aquí vemos las dos primeras ¿Cómo adivinaron los niños detectives que alguien se ocultaba en la casa abandonada? y, en el segundo dibujo, si todas las entradas estaban condenadas ¿dónde estaba el pasaje secreto?

En la década de los 80 se dio la gran explosión de los libros que permitían al lector tomar decisiones sobre el desarrollo de la trama saltando de una seción a otra. Por fin, tras la experimentación en la novelística de las décadas precedentes en el ámbito de las personas verbales y del punto de vista, el uso de la segunda persona se hacía normal en este subgénero, en el que el lector toma el papel del héroe.

La cueva del tiempoEl misterio de Chimney Rock
E. Packard y R. A. Montgomery fueron los pioneros del género desde 1979

Pronto apareció una cantidad abrumadora de variantes de este concepto; con dado y sin él, de fantasía, de terror, de ciencia ficción, publicadas en diferentes series y colecciones: Elige tu propia aventura, La máquina del tiempo, D&D Aventura sin fin, etc. Un censo comentado de algunas ellas pueden encontrarlo ustedes en el artículo de Viruete sobre el particular, uno exhaustivo en Demian's Gamebook Web Page, de donde están tomadas las portadas que ilustran este artículo. Este género merece un estudio en profundidad y si no lo tiene todavía se debe a los prejuicios evocados más arriba, a su adscripción a la siempre desdeñada literatura juvenil y a que el desarrollo tecnológico encontró en esas mismas fechas formas más eficaces de interactividad con el lector, convertido ya decididamente en jugador, truncando de alguna manera su evolución. Otro elemento que ha condenado el género a las cloacas de la subliteratura es la irregular calidad de muchos de los textos, no obstante, algunos merecen la atención de la crítica y de entre todos ellos, reivindicaremos como clásico El hechicero de la montaña de fuego (1982) en un post próximo.

Retorno a BrookmereLa montaña de los espejos
D&D, a pesar de la legitimidad que le daba el juego de rol de la marca, reaccionó con cierto retraso a la moda; la serie sin dado Aventura sin fin (iniciada en 1982) contaba en sus primeros número con bonitas portadas de Larry Elmore, la serie con dado, Aventura juego (iniciada en 1985) era aburridísma

En resumen: los librojuegos y los juegos de rol de los 80 son los herederos naturales de la novela experimental y los juegos de ordenador, en particular los de rol, son los legítimos herederos de los anteriores; sin duda los libros de texto del futuro dedicarán a Ian Livingstone o Gary Gygax una plaza similar a la de James Joyce.

21 comentarios:

Movimiento31 dijo...

Sí es cierto que puede considerarse como novela experimental un juego porque estás creando la narración; sin embargo, también es cierto que la funcionalidad de un videojuego no admite otro esquema que de esa clase de novela.

Un saludo

Evil Preacher dijo...

En efecto, si bien hay vídeo rpgs y de aventura demasiado lineales y con pocas posibilidades de decisión para el jugador ¿experimento? ¿un intento de volver a la novela decimonónica? más bien es interpretado como falta de imaginación de los creadores.

Intentaba, más bien, dar una visión global en el post que pusiera en evidencia que la toma de conciencia de ciertos elementos de la técnica narrativa se hacen cada vez más importantes y que se tiende a cada vez mayor interactividad en los géneros narrativos.

Ginebra dijo...

Bueno, ya sabe que siempre hay quien suele negarse por sistema a cualquier cosa que suponga una novedad.

Evil Preacher dijo...

Sí, pero ya hace 30 años que existen los videojuegos y todavía se preguntan de cuando en cuando en el telediario si son peligrosos.
Lo mismo con los RPGs y los dibujos animados producidos por los malvados japoneses: hace 30 años se decían las mismas cosas de los productos japoneses que hoy dicen de los chinos: que si eran copias, que si eran de mala calidad, que si eran peligrosos, etc. actualmente sólo los dibujos animados conservan ese estigma.

Hubo un caso que me sorprendió mucho: cuando se dieron casos de epilepsia entre los espectadores de Pokemon asistimos a una campaña de acoso y derribo, con muchos minutos en los telediarios de todos los canales. Dos años más tardes, sin mención a esos sucesos, esos mismos telediarios hablaban de lo bonitos que eran esos dibujos y de lo irresistibles que eran para los niños de todo el mundo, dando muchos minutos de publicidad gratuita a la franquicia ¿quién mueve los hilos?

Dark_Packer dijo...

Vamos, Evil, confiesa, ¿cuál es tu videojuego preferido?

Adivina el mío (teniendo en cuenta que soy ex ajedrecista y que miro hacia Corea del Sur).

También hay que citar que, en el mundo de la medicina, para curar las adicciones, o en el mundo de la educación, se toman los videojuegos seriamente. Eso sin contar que hay películas que se han hecho a partir del guión de un videojuego.

padawan dijo...

Bueno, no hay que extrañarse de cómo se comporta la televisión respecto a formas de ocio alternativas. El rol ya fue la comidilla durante un tiempo, también los videojuegos, ahora, las redes sociales. Cualquier excusa es buena si permite hacer pasar la crónica negra a los telediarios, y tirar un poco del morbo de los espectadores.

Ahora mismo estoy trabajando bastante con narración interactiva, hay un grupo en la Complutense investigando acerca de todas estas posibilidades nuevas de la narrativa, como creación automática de textos, creación de historias que vayan creciendo de forma dinámica en función de la interacción con el usuario para juegos de rol, etc... Es un mundo apasionante

Atilio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atilio dijo...

La cita inicial es casi perfecta. En mi opinión debería decir:
"Anything that is in the world when you're born is normal and ordinary and is just a natural part of the way the world works. Anything that's invented between when you're fifteen and thirty-five is new and exciting and revolutionary and you can probably get a career in it. Unfortunately, anything invented after you're thirty-five it is considered by the many against the natural order of things".

AkaTsuko dijo...

Muy interesante y logrado artículo, Evil.

Espero el mismo nivel en el de las referencias iconográficas de Naruto, y el de las alquímicas de FMA, artículos que espero con impaciencia y expectación.

Valentín VN dijo...

Vamos a ver por dónde empiezo. Esta entrada tiene más miga que una hogaza de pan. Por un lado, ¡Ole por el Predicador y su defensa de muchas cosas guapas, como los juegos de rol, las novelas originales y los libros que hacen pensar al lector más allá de la reflexión lógica de un texto literario!
Los libros que mencionas al principio me resultan desconocidos, pero no el de la aventura de la mano negra, de Hans Jürgen Press (que siguió publicando cosas, pero no tan valiosas como esta). No recuerdo la editorial que la publicó en castellano pero recuerdo muy bien cómo cada dos páginas tenías un texto y un dibujo. Había que deducir lo que podía ocurrir para seguir leyendo. Si no dabas con la respuesta, podías descubrirla una página después, pero no te valía.
También recuerdo otro libro estupendo, aunque peor, que se llamaba Coronel MacMister.
Había algo más. El estilo de Hans Jürgen Press a la hora de dibujar. ¡Era de lo mejor! REcuerdo haberlo visto en alguna otra revista (creo que Pif) y en algún manual para aprender inglés.
Los libros de elige tu propia aventura eran también excepcionales. Estás hablando de dos de las colecciones que se vieron por España en los 80. Hubo más en otros países.
Por si queréis ver más, en mi página le dediqué una entrada que igual os gusta. Está en http://tonnerredebrest.blogspot.com/2008/08/elige-tu-propia-aventura.html

Illuminatus dijo...

Creo que lo más interesante es que hoy día existen videojuegos que tienen valores de auténtica superproducción cinematográfica y no sólo a nivel técnico sino también artístico (el ejemplo más claro que me viene a la cabeza es la Saga Metal Gear Solid, en cuya 3ª parte me impliqué tanto en su momento que es la única ocasión en que he visto un beso en una pantalla que me ha resultado... natural).

Evil Preacher dijo...

Vaya, Dark, me has pillado, no sé cuál es tu videojuego favorito. Lo cierto es que tampoco tengo muy claro cuál es el mío, aunque sin duda he invertido más hora en puzzle games clásicos, tipo Tetris, que en otros, me gustan mucho los de estrategia y los de rol.

Muy interesante los ámbitos que señalas en los que el videojuego se usa de manera terapéutica. También es cierto que al ser el cine un arte ya establecido como tal, una adaptación implica un grado de legitimación.


Suena realmente intersante, Padawan, me alegro de que en la Complutense exista tal grupo.
En cuanto al amarillismo de los medios de información hay que analizar también porqué la sociedad proyecta estas fantasías en unos ámbitos y no en otros: veamos el clásico caso de un jugador de rol que pierde el contacto con la realidad: un tipo que se cree investido de una misión sagrada y que habla con personajes inexistente y dice fórmulas que él cree mágicas y que afectan a la realidad. Si la misión es hacerse con el Nidus, habla con las hadas y la fórmula es "ábrete sésamo", puede triunfar en el telediario. Si la misión es la salvación de almas, habla con Dios y la fórmula es el Ave María, resulta banal.

Bien visto, Atilio, y tú eres un buen ejemplo de esa excepción, si bien la generalización es una convención del género epigramático.

Gracias, Tsuko: los post anunciados a los que aludes son más de recopilación y sistematización de rasgos y referencias que de análisis, lamentablemente el de FMA se hará esperar. Había visto la serie anotando todas las referencias a la alquimia histórica y haciendo capturas de pantalla para ilustrarlas: perdí todo con mi avería de disco y me da un poco de pereza volver a hacer todo el trabajo, pero lo haré. La de Naruto es menos exhaustiva y no tardará en llegar.

Gracias, Valentín. Aunque hay muchos blogs, algunos entre mis favoritos, que se dedican a reivindicar la subcultura y la cultura pop yo baso el mío en la convención de que no hay diferencias entre éstas y la alta cultura y aplico el mismo análisis al Quijote que a cualquier animé.
Gracias por el link, no había leído tu magnífico artículo sobre el particular; merece la pena explorar el de Demian que doy en el post, pretende ser realmente exhaustivo y la cantidad de libros de este tipo que existen es abrumadora.

Illuminatus, lamentablemente, no he tenido ocasión de jugar Metal Gear Solid 3, pero me fío de tu criterio y de las magníficas críticas que he podido ver en diferentes reportajes televisivos. Uno de los emitidos por Nolife, cadena de gran seriedad y profundidad en sus análisis (a demás de independencia) terminaba diciendo que el del videojuego es un arte todavía en formación, que aún espera su Ciudadano Kane pero, entre tanto, este juego es lo más cercano que se ha hecho hasta la fecha.

Evil Preacher dijo...

Por cierto:
Me han encantado los comentarios precedentes, que destacan diferentes aspectos del post, pero ¿por qué nadie ha dado la respuesta a los dos acertijos de Press?
¿Quizá porque resultan demasiado sencillos, sobre todo el primero?
En todo caso es a causa de esas dos ilustraciones que la etiqueta "pasatiempos" ha sido añadida al post.

Evil Preacher dijo...

Dark: ¿StarCraft?

Dark_Packer dijo...

Evil Preacher dijo: ¿StarCraft?

Respondo: ¡Joder, acertaste a la primera! (aunque la pista de Corea del Sur era bastante clara para quien conoce un poco el mundo de los videojuegos).

Illuminatus dijo...

Creeme, Predicador, el MGS3 tuvo la gracia de ser una precuela que rompió la maldición de la mayoría de precuelas que han llegado al gran público: es buena. La ambientación en los años 60, en medio de la Guerra Fría, casa perfectamente con las intrigas habituales de la serie y es reminiscente y deudora de las películas de Bond.

Por otro lado, muchas de las características de jugabilidad y del modo de juego obligaban a implicarse y meterse en el juego y suspender la incredulidad por un rato, por lo menos.

En líneas generales, el título tiene todos los ingredientes para que se lo pueda considerar un clásico (de lejos mucho más que el MGS2) y para que aquellos que hemos crecido con las películas de 007 podamos cumplir la fantasía de protagonizar una de ellas.

saudade dijo...

Es el primer mensaje que escribo, aunque me he leido todo tu blog desde que lo descubrí a principios de año.
Leía los comentarios esperando ver si alguien había buscado y encontrado las soluciones de la "Mano Negra". Como nadie las ha puesto y el Predicador las "reclama" he salido del letargo y me he puesto a buscar en las ilustraciones.

Si no queréis saberlas no leáis las siguientes líneas.
1. ¿Por el humo de la chimenea?
2. ¿Bajo la almáciga de tulipanes?

Gracias a tu post he recordado que este libro es una de mis cuentas pendientes desde niño. En algún libro de lengua venía una lectura de él y una de las ilustraciones y me llamó mucho la atención y quise hacerme con él... no lo conseguí y con el tiempo lo olvide. A ver si esta semana me recorro las librerías en busca de alguna reedición.

Queco dijo...

Madre mía, yo tengo por casa tropecientos libros de estos interactivos, me encantaban de crío; desde los de "Elige tu propia aventura" hasta los de resolver el misterio, y, por supuesto, no me falta el de la Mano Negra, uno de los mejores.

Por cierto, y ya que sé que es tema habitual por aquí, también había una colección de "elige tu propia aventura" centrada en el personaje de Sherlock Holmes (8 libros tengo yo, no sé si habría más), no recuerdo si habías hablado ya de ella aquí pero merece la mención.

Evil Preacher dijo...

La verdad, Dark, es que la pista del ajedrez me despistó al principio, porque la tomé demasiado literalmente, relacionándola con el Changgi, el ajedrez coreano, pero cuando me di cuenta que símplimente indicaba que era un juego de estrategia, todo se aclaró.

Te creo, Illuminatus; me encantaría hincarle el diente a ese juego.

Bienvenido, Saudade, has acertado :)
Originalmente lo publicó en español Espasa Calpe, en su colección Austral Juvenil. La más reciente, de 2008, también es de Espasa, aunque hay alguna moderna en Planeta, de manera que no te será difícil de encontrar. Por su puesto, los enigmas te parecerán muy fáciles a estas alturas.

Quédate tranquilo,Queco, tienes la colección completa, que constaba de ocho títulos. Lamentablemente, llevado quizá de cierto purismo, no leí ninguno en su momento, la verdad es que estaría encantado de hacerlo en el futuro.

saudade dijo...

¡¡Lo tengo!!

^^
Sé que es una tontería, que es un libro para críos y todo eso (aunque me gusta mucho leer literatura infantil) pero es que, como dije antes, el de la Mano Negra es una asignatura pendiente y me ha hecho ilusión. Más aún cuando he descubierto que “tengo madera de campeón de detective y ya me puedo comparar con Sherlock Holmes. Pero debo pensar que él aprendió durante toda su vida.” XD ¡Cuidado Dupins y Roulletabilles, ha nacido un nuevo detective!

El año pasado empecé a trabajar en mi tesis de doctorado: pretendía mezclar novelas, comics, cine y videojuegos... me faltaba añadir letras de canciones para hacer el completo. Todas son formas narrativas válidas e igualmente interesantes. Más aún cuando, para muchos, el cine, los videojuegos o el comic suplen a la novela y son sus formas narrativas primarias. Al final he cambiado de tema, pero éste sigue estando en la recámara junto a tantos otros que he querido "estudiar" y el día menos pensado me pondré con él. Pese a todo, pese a que incluso mi director estaba entusiasmado con el tema, dudo mucho que se llegue a dar a estos autores la importancia, como dices Predicador, que se le da a Joyce. Como mucho tendrán un huequecillo junto a Corín Tellado y a Marcial Lafuente Estefanía en el apartado de los géneros marginales.

Evil Preacher dijo...

¡Felicidades, sabueso!
Parecía apasionante el asunto de tu tesis, en realidad, bastante cerca del asunto de este blog.
Creo que sí se tomarán en serio esos autores; las obras se convierten en clásicos, en parte, por sus cualidades internas (analizaré el asunto del Hechicero de la montaña de fuego en breve y en lo que se refiere a los vídeojuegos ya los hay tan buenos como el que nos recomienda Illuminatus) y, por otro lado, su recepción; actualmente, gracias a Internet, encontramos análisis muy válidos de géneros antes considerados menores mucho más rápido de lo hubieran tardado en ser reconocidos por la crítica académica en el pasado, de manera que si el arrebato o la singularidad no lo remedian, los vidéojuegos pronto ganarán su categoría de arte, como lo hizo antes el cine y cuando eso ocurra habrá que ir a buscar los orígenes de la narración interactiva y ahí estarán los clásicos, esperando al fondo de un dungeon.