sábado, 24 de octubre de 2009

Otros mundos XXXIX

Los suspiros son aire y van al aire, las lágrimas son agua y van al mar... El desvanecedor azul si se desvanece, buen desvanecedor será.

74. Desvanecedor azul.
En las zonas brumosas de Vera-Circón se oyen susurros de seres invisibles. Están compuestos por gases que sólo se corporeízan cuando el frío solidifica sus moléculas.
El viento es su peor enemigo, porque puede disgregarlos.

074075

Y los crestados meleros, iban fabricando en él, con las amarguras viejas, blanca cera y chavinia miel.

75. Melero crestado.
En Chavina cultivan flores, con las que se alimentan y fabrican miel para conservar y vender o cambiar. Curiosamente, viven en grandes comunidades comparables a colmenas. Sus aguijones frontales son terriblemente venenosos.

En la capitular vemos a santa Catalina de Siena, a quien ya conocimos en este blog cuando mencionamos su boda con Jesucristo, usando su prepucio en guisa de anillo. Imagen procedente de Atlas Obscura.

15 comentarios:

Tyrannosaurus dijo...

Un buen habitat para el desvanecedor azul sería el valle de del Ebro durante los meses invernales, en los que la niebla y el frío son persistentes. En cuanto a los meleros crestados, opino que es cuestión de tiempo que creen un holding empresarial que controle el comercio de miel interplanetaria.

Atilio dijo...

Otros peligrosos enemigos del Desvanecedor son aquellas comidas que causan flatulencias.

Los agujeritos que se observan en los Crestados Meleros son las consecuencias de besos apasionados entre miembros de la especie.

Movimiento 31 dijo...

Bueno, es estupendo el estilo poético que se ha dado cita en esta entrada por parte del autor y también de los comentaristas. Entre Bécquer y Machado me quedo con el romántico tuberculoso, aunque es precioso ese verso de "Anoche cuando dormía". Y también la adaptación chavinia.
Don Atilio se ha marcado aquí una estupenda greguería sobre los Crestados y la reflexión capitalista del Tiranosaurio sobre los mismos es irrebatible.
¡Admirable! Que diría Rubén Darío. Un verdadero placer poético.

Saludos

2_unlimited dijo...

Nuevamente gracias por esta nueva entrega Evil Preacher. Un saludo!

Äriastóteles Lumínico dijo...

Preacher: Insisto en que te dedicas a vaticinar prodigios, y lo haces mejor que los taumaturgos.
¡Saludos!

Atilio dijo...

Tyrannosaurus y Movimiento 31:

Gracias Movimiento.

La niebla invernal y la falta de viento crean las condiciones de desarrollo de Botrytis Cinerea, un hongo que produce la "podredumbre noble" de los grandes Sauternes,Tokays y otros vinos dulces de gran calidad.
Por sus características organolépticas de tipo animal, tales como el musk y otras, imagino que los Desvanecedores tienes sus épocas de celo a los fines del invierno. Luego, las hembras embarazadas, ascienden a los cielos en forma de nubes y sus vástagos se observan en los valles durante las primeras neblinas otoñales.

Evil Preacher dijo...

En este caso, Arïas, más que un vaticinio se trata de una constatación, a saber: Becquer y Machado son poetas universales.

Un placer, Unlimited; la próxima entrega será doble.

Estoy de acuerdo con las hipótesis apuntadas por Tyrannosaurus y Atilio, en particular con que la temporada de los amores es el invierno en los azules desvanecedores, pero no en lo relativo a sus hábitos reproductivos y a lo peligroso de los alimentos flatulentos:

Es mi opinión que se reproducen, efectivamente, en invierno, época del repollo y de comer judías, y que se reproducen por ventosidades. Por seguir con la vena poética que destaca Movimiento, digamos que, para reproducirse, en vez de echarse un polvo, se echan un viento.

Observen que, en caso de ser cierta la asunción propuesta por Atilio, se llamarían, más bien, desvanecedores celestes.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Mi muy apreciado Preacher:

El vaticinio al que me refiero es hipotético: quizá en mi blog llegue yo a tratar la figura de Catalina de Siena; pero en tanto en la capitular de este post tú ya nos has mostrado sus despojos.

Un abrazo irracionalista, sí; pero ateo y sinceramente afectuosísimo.

Äriastóteles Lumínico dijo...

¡Y también eres poeta, Preacher!

A intancias de Atilio, llamas a estas criaturas desvanecedores celestes, algo que en cierta forma, quizá hiperbólica, también somos los ateos. Me da gusto tener algo en común con seres que son capaces de despertar temor y respeto, a saber: desvanecedores azules.

Un abrazo a ambos.

Atilio dijo...

Para los Desvanecedores Azules y Celestes una brisa de aire fresco es algo nauseabundo mientras que la calma chicha es paraíso.
Tienen un lenguaje extraño.

Evil Preacher dijo...

Ya habíamos visto seres líquidos (los plasmoideos) pero estos gaseosos inflaman más nuestra imaginación, por el hábito cultural de considerar mejor lo etéreo y sublime.
Me gustaría disponer de más información sobre las hembras, si bien la sabiduría popular nos transmite o que las gaseosas o te salen caseras o te salen revoltosas.

caviargirl dijo...

¿Puedo cultivar un desvanecedor azul en mi cingelador? Otras criaturas extrañas han logrado sobrevivir en mi nevera...

Äriastóteles Lumínico dijo...

¡Excelente pregunta, caviargirl!

Evil Preacher dijo...

Sin duda, Caviar Gril, sería para ellos una forma adecuada de pasar el verano, a la espera de tiempos mejores.
Estupenda foto me enlazas, ahora entiendo porqué las colegialas asiáticas han dejado de frecuentar mi apartamento desde que no lavo la nevera.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Preacher y caviargirl ¿Hay algún lugar en donde no haya pulpos? Hoy los comí, por lo que sé que hasta en mi estómago hay...

¡Saludos, risas y mangas!