viernes, 4 de abril de 2008

Piratas: fuentes

hay dos post anunciados en la columna lateral que hubieran debido ser los primeros sobre piratas; el que hablará sobre la definición del término y éste, sobre las fuentes de las que está tomada la información. Si bien ya se enunciaron sucintamente en el post introductor de la serie, es necesario profundizar un poco de manera que, al final de cada entrada, los lectores curiosos puedan venir aquí para saber con exactitud dónde encontrarán esa información:


Muchos de estos libros eran, hasta hace bien poco, difíciles de encontrar y el aficionado estaba obligado a recorrer bibliotecas y librerías de viejo sin fin para hacerse con un ejemplar, por ejemplo, de uno de los tres volúmenes en los que se dividía la obra del capitán Johnson en su vieja edición de la colección Nostromo de 1977. Ahora, gracias al gran trabajo de editoriales como Valdemar y Renacimiento, contamos con las principales fuentes clásicas sobre el asunto. Así, la mencionada obra del dicho capitán; Historia general de los robos y asesinatos de los más famosos piratas apareció en 1999 en la colección Histórica de Valdemar, en un solo volumen y atribuida a Daniel Defoe, ya que muchos aceptan que bajo el pseudónimo de «capitán Charles Johnson» se oculta el autor de Robison Crusoe; no obstante no es una cuestión que esté por completo dilucidada, por lo que nos referimos aquí sistemáticamente al autor por su nombre de pluma. La obra en cuestión se publicó en dos volúmenes originalmente, en 1724 y 1728, pero sufrió muchas adiciones y mejoras en sucesivas ediciones.




















La cubierta de la nueva edición ilustraba el post introductorio a la sección pirata, aquí, a la izquierda, la portada una edición de 1814 . A la derecha, una edición de Los piratas de América de 1684: la de Barral Editores, que es la que manejo gracias a la generosidad de un amigo, pueden verla también en el post introductorio.

Otra de las grandes fuentes clásicas es Los piratas de América, de Alexander Olivier Exquemelín. Este personaje navegó, con título de cirujano, bajo el pabellón del Olonés y de Morgan, por lo que sabe de lo que habla. Se publicó originalmente en Holandés en 1678, pero muy pronto aparecieron sus versiones en inglés, francés en 1678 y español en 1681, en una traducción firmada por el dr. de la Buena Maison. El español del buen doctor es un desastre en gramática y vocabulario, plagado de barbarismos, tiende, en realidad, al pidgin con el que debían entenderse piratas de distintas naciones en el Caribe, por lo que se supone que el traductor no es otro que el mismo Exquemelin.

La versión en flash se la debemos a The Library of Congress

No era fácil hacerse con la edición de 1972 de Barral Editores y su reimpresión por Valdemar en la colección El Club Diógenes de 1999, bajo el título Bucaneros de América, está agotada; pero no se preocupen: pueden consultar una maravillosa presentación en flash, en la que podrán pasar todas las páginas de la edición original y cotejarlas con una traducción al inglés.

Si las obras anteriores se escribieron cuando todavía quedaban testigos a los que preguntar, huesos de piratas pudriéndose colgaban en jaulas y la sangre de sus víctimas estaba aún tibia, ha merecido entrar entre los clásicos un autor mucho más reciente, Philip Gosse (1879-1959) nieto del naturalista P. H. Gosse, del que nos habló Borges y del que tal vez nos ocupemos aquí un día. Hemos consultado principalmente su Quién es quién en la piratería, publicado por Renacimiento. Tras varios años de espera, acaba de salir en la misma editorial su obra más famosa; Historia de la piratería.
Su Quién es quién puede ser útil para no perderse entre tanto pirata y pueden también consultarlo en la red, gracias al proyecto Gutenberg.

La capitular está basada en un cartel fotografiado en la calle del que hablaremos en otra ocasión.

10 comentarios:

MeM3000 dijo...

Admirable su compilación de fuentes, señor malvado.

Me gustaría añadir aquí un enlace a un listado de piratas (incompleto seguro) quehe encontrado en la wikipedia, sobre todo pensando en aquellos quienes, como yo, deban empezar casi desde cero en la cosa piratil:

http://es.wikipedia.org/wiki/Pirater%C3%ADa#Piratas_c.C3.A9lebres


Saludos

Illuminatus dijo...

Muy buenas las recomendaciones. Voy a marcar el artículo para tener las referencias a mano. Mi interés del momento pasa por aprender algo más sobre los Bizantinos pero sin duda no me parece nada mal tener un buen tomo sobre la piratería.

Evil Preacher dijo...

Esta entrada es el mínimo en bibliografía pirata; me hubiera gustado profundizar más, pero no sabéis lo mal que lo estoy pasando estos días entre la conexión que no va y el ordenador que tampoco; he escrito el post en el de la vecina, que es un cielo, pero no tengo mi navegador personalizado, ni mis enlaces (que todavía no los he subido a la red) y, encima, el infernal teclado francés (azerty, en lugar de qwerty).
La lista de piratas a la que haces referencia Mem, está muy bien, pero en la wikipedia en inglés tienes otra mucho más completa(una de piratas históricos y otra de ficción).
Si está en otra cosa, estimado Illuminatus, y ha de elegir sólo uno, propondría el de Johnson, o bien el Quién es quién, si le gustan los libros con estructura de diccionario. Mi sucinto conocimiento del Imperio Bizantino me ha llegado por mis lecturas a propósito del cristianismo primitivo y el mejor compendio que conozco es Decadencia y caída del Imperio Romano de Gibbon, aunque su visión de la historia está un poco desfasada, es un clásico que esconde en cada página un momento de júbilo para el lector.

Capitán Langstrump dijo...

Muchas gracias por esta nueva entrada; a ver si con el tiempo cristaliza todo esto en la monografía que muchos de tus lectores, estoy seguro, llevamos tiempo deseando.
Siento mucho los problemas con tus máquinas. Si necesitas cualquier cosa que te pueda ofrecer telemáticamente, ya sabes dónde estamos.
Un abrazo, y salud.

aigam dijo...

Oh, gracias!, es dificil saber encontrar los libros realmente buenos sobre una tematica tan especifica y sobre la que circulan tantas leyendas.

/amukeke/ dijo...

¡Rayos y centellas!

Aunque no venga a cuento, es mi deber anunciarles que el blog de un servidor celebra su 2º aniversario y sus 50 posts de vida.

Con motivo de esta fiesta se ha organizado un concurso en el que uds. pueden poner a prueba su ingenio y su cultura cinematográfica.

Habrá premio para el ganador.

Un saludo

Evil Preacher dijo...

Ya he participado, felicidades por los tres años.

Evil Preacher dijo...

Encantado de serle útil, Aigam.
Muchas gracias por el ofrecimiento, Capitán, ya veremos qué pasa, quiero contratar una nueva conexión y se pasará un amigo informático dentro de poco, esperemos que en breve todo vaya mejor.
En cuanto a una monografía, la verdad es que estoy pergeñando una sobre cómo el mito de los piratas de ficción se creó a partir de los históricos; de momento no tengo tiempo para dedicarle, pero todo se andará si no se rompe la vara.

C. Rancio dijo...

Predicador, no descuide la piratería berberisca, que era el verdadero problema aquí. Los piratas de América te robaban el oro, pero los moros de Argel o Salé te ponían a remar en una galera directamente. Si necesita fuentes se las facilitaré con gusto.

Evil Preacher dijo...

Encantado de verle por aquí, C. Rancio. Gracias por el ofrecimiento, el asunto de la piratería mediterránea es apasionante, sin embargo he preferido acotar el asunto y navegar por otras aguas por diversas razones; las fuentes que tengo sobre el particular están en casa de mis padres, el proyecto de monografía al que aludía en el comentario precedente es eminentemente caribeño, etc.

Creo que, de momento, me limitaré a hacer alguna mención de refilón, pero me encantaría profundizar en el Mediterráneo en el futuro.