viernes, 28 de diciembre de 2007

Pío Sarkozy

Traducción del artículo «Ce pieux Sarko...» aparecido en portada de
Le Canard Enchaîné
1 de esta semana, firmado por F.P.



En lugar de entrara a caballo en la basílica de San Juan de Letrán, siguiendo una costumbre olvidada, Sarkozy ha llegado al Vaticano con un trepidante discurso. Nombrado, como todos los presidentes de la República Francesa «canónigo honorífico» de la basílica romana2, ha ofrecido un sorprendente discurso a Ratzinger y a sus cardenales, que no se esperaban tanto ¡Para que vean que un hombre divorciado dos veces y viviendo en el pecado con una mujer puede deparar buenas sorpresas!

Con el pretexto de que los reyes de Francia no eran budistas, Sarkozy ha exaltado «las raíces cristianas de Francia»
¿y las raíces paganas? ¿y la tradición descreída? Afirmando que la República necesita «católicos convencidos que no teman afirmar lo que son y en lo que creen» preconizando un laicismo «positivo» para el que las religiones no son «un peligro sino más bien una ventaja», Sarko, que recibió en su momento como ministro de economía a cienciólogo Tom Cruise, ha fustigado al «frenesí consumista» y alabado «la tendencia de todo hombre de bien a buscar la transcendencia», lo que no ha de llevar necesariamente a la misa del domingo...

Foto de Alberto Pizzoli, tomada del diario derechista francés Le Figaro

Está claro que para el inquilino del palacio del Elíseo es urgente quemar, a demás del mayo de 1968, 1905 y su ley de separación entre la iglesia y el estado3. «Nunca un jefe de estado francés había defendido tan vigorosamente la herencia católica de su país» afirma con éxtasis La Croix4 (21-dic.). Lo que es inexacto. En el mismo estilo el régimen de Vichy5 había ido muy lejos... los no cristianos y desarraigados debían andar con cuidado ¡Ah! las raíces petanistas del sarkozysmo...

Notas:
¡Atención! estas notas no son necesarias para la compresión del texto precedente, son incluídas únicamente como ilustración de curiosidades francesas, en el espíritu de la sección «Cartas gálicas»:
1. Le Canard enchaîné es un semanario satírico francés: literalmente, «El Pato encadenado» («canard», a demás de pato, significa periódico, en argot). Hace referencia a L'Homme libre (El Hombre libre) editado por Georges Clemenceau, que, cuando sufrió la censura, cambió el título por L'Homme enchaîné. Desde 1915 ha establecido su prestigio gracias a su independencia y a destapar diversos escándalos políticos.
2. Desde Luis XI los reyes de Francia son canónigos honorarios de San Juan de Letrán, cargo que ha sido heredado por los modernos jefes de estado de la república laica. Queda saber qué ocurriría si llega a presidente un no cristiano o una mujer que, como es «lógico», no pueden gozar de tal dignidad. Efectivamente, los canónigos de esta basílica tienen el privilegio de entrar en ella a caballo.
3. En los países civilizados el laicismo del estado, incluyendo la no enseñanza de la religión en los colegios, data de hace más de 100 años.
4. Literalmente «La Cruz»; diario católico francés de información general.
5. El gobierno del general Pétain, bajo la tutela de los nazis, participó con entusiasmo en el genocidio judío y cambió la divisa «Libertad, Igualdad, Fraternidad» por «Dios, patria y familia».

Los dibujos de la letra capitular están tomados de la portada del periódico, la fuente es Rosewood Std.

8 comentarios:

manu dijo...

Hombre, Predi, a ver si te animas a seguir traduciéndonos el Canard a los expatos, que a la RII todavía no lo traen!

Illuminatus dijo...

Excelente. La verdad es que el régimen espídico-heroicista de Sarko hace que le pegue muy bien el mote que le puso mi señora madre de el pequeño Napo (en vez de ese jodido húngaro, que es mío). Quizás algún día le dé por plantarse en Notre-Dame (sp?) y coronarse a sí mismo. No perdamos la esperanza.

barb michelen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Evil Preacher dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Evil Preacher dijo...

Seguro, Manu, que ya te lo dijo tu madre, "Niño, no te vayas a una república islámica, que no tienen el canard" :P
No creo que se convierta en un hábito, ya sabes que prefiero publicar escritos originales.

Pues si me gusta el apodo que propone su madre, Illuminatus, es porque parece un apodo de ganster, lo que concuerda con la actitud, los amigos y el modus operandi de este jefe de estado.

Äriastóteles Platónico dijo...

Grata lectura, Preacher.
Saludos cordiales, y desencadenemos al pato.

Jacobino irredento dijo...

Oye, este blog es estupendo. Felicidades.

Evil Preacher dijo...

¡Gracias!