domingo, 31 de diciembre de 2006

Poltergeist

Permítanme hablarles hoy de este clásico de 1982:


¡Carol Anne ve hacia la luz !

Recordemos brevemente el argumento:

La familia media americana a la que todos quisiéramos pertenecer se instala en la urbanización en la que todos quisiéramos vivir; una nueva vida llena de esperanzas empieza. Sin embargo, fenómenos extraños comienzan a pertubarles. Las manifestaciones son cada vez más agresivas, llegando a secuestrar a la hija menor. La familia pide la ayuda de parapsicólogos profesionales y, más tarde, de una medium, Tangina Barrons, quien da con la causa del problema:

Los Freeling no pueden llevar su tranquila vida de burgués medio porque la empresa inmobiliaria sin escrúpulos ha construido su casa sobre un cementerio indio.

Podemos entender esta fábula como una metáfora de los Estados Unidos al completo. Un país de gentes sencillas y generosas que viven en urbanizaciones suburbanas vidas de burgués medio. Sin embargo todo el país está construído sobre un cementerio indio.

¿Cuál es la causa de la violencia en Estados Unidos? La pregunta que Michael Moore se hará veinte años más tarde en Bowling for Columbine tenga quizá aquí un esbozo de respuesta.

Podemos pensar que la culpabilidad reprimida por las faltas de ese país (el genocidio indio, una economía que floreció bajo la esclavitud primero y luego bajo la opresión de los negros, el sometimiento de la América hispana bajo sangrientas dictaduras, etc.) provoca la neurosis y la paranoia.


Quizá el camino de la salud pase por asumir sus culpas. Los alemanes continúan su duelo por genocidio judío; en Argentina responsables de la dictadura militar fueron llevados a juicio y condenados, Sudáfrica tuvo su Comisión de la verdad y la reconciliación e incluso el Partido Comunista hizo en la Unión Soviética de Gorbachov un mea culpa por los asesinatos y deportaciones Estalinianas ¿Irán los Estados Unidos un día, como Carol Anne, hacia la luz? ¿o permanecerán secuestrados por el negacionismo?

Mientras las malvadas inmobiliarias continúen construyendo sobre las tumbas de las víctimas el fantasma de la violencia continuará visitándonos.

2 comentarios:

elmalo dijo...

La revisión del asunto está genial, pero permiteme incluir en la lista a los "descubridores" (sí, entre comillas) de America. No somos como los estadounidenses y no tenemos el cementerio bajo los pies, a nosotros nos queda un poco lejos, pero en algo se nos notará la escabechina, no?

Evil Preacher dijo...

Tienes toda la razón, Elmalo, gracias por tu comentario; a pesar de los siglos esa realidad es todavía muy patente en México, donde es difícil asumir a los actuales habitantes que son descendientes de los malvados españoles conquistadores mezclados con los indios. En España, sin embargo, tenemos otros cementerios más recientes bajo los pies.