viernes, 25 de febrero de 2011

Cristianismo primitivo: introducción

Jesús vivió a principios de nuestra era, predicó en Palestina acompañado por discípulos, realizó milagros y fundó la Iglesia que, desde que se cumplieron cincuenta días desde su resurrección, se expande por el Mundo a través de una cadena de herederos de la gracia y la doctrina (perfecta e inmutable) desde los apóstoles hasta hoy. Los primeros tiempos de esa expansión fueron duros; los cristianos sufrieron una persecución tras otra, pero, en ese mar de sangre y martirio, perseveraron en su fe y su religión perduró y se hizo fuerte. Otro problema del que se tuvieron que defender fueron las herejías, desviaciones de la doctrina original que, desafortunadamente, aparecían en ocasiones.

Eusebio de Cesarea
Eusebio de Cesarea en un grabado de André de Thevet (1502-1590). Hoy visto como falsario, antiguamente como gran historiador y siempre como hábil cortesano (tomado de la Wikipedia)

El párrafo precedente resume la historia oficial de la iglesia, que se considera cierta comúnmente, aun entre personas instruidas, aunque proceda directamente de la Historia Eclesiástica de Eusebio de Cesarea y de los evangelios. Ningún historiador serio considera a Eusebio un autor fidedigno: su fuente principal sobre Jesús, la supuesta correspondencia entre Jesús mismo y el rey Abgaro es una leyenda, los doce primeros papas que menciona, pura invención, las persecuciones, manipuladas y exageradas etc. Eusebio, cortesano de Constantino, fue encargado por el emperador para crear una historia que homogeneizara en una iglesia imperial el confuso mosaico sectario cristiano de la época, con la finalidad política que tuvimos ocasión de ver en su momento. Los evangelios, como saben, no son en absoluto documentos históricos, asunto sobre el que volveremos en futuros artículos.

Dos intervenciones del profesor Bart D. Ehrman, de la University of North Carolina, en el documental de The History Channel Los secretos de los apóstoles a los 06'00'' y 44'41''

Pese a todo ello, siglos de repeticiones, de comentarios, de versiones en cuadros al óleo, en autos, en películas, una ubicua iconografía y un pertinaz adoctrinamiento, han hecho de la narración de Eusebio una verdad consensuada. Un ejemplo de hasta dónde llega esta aceptación la vemos en la apasionante trilogía de series documentales de Gérard Mordillat y Jérôme Prieur; Corpus Christi, L'origine du christianisme y L'apocalypse, en la que participan reconocidos expertos en teología, historia, filología, etc. No es extraño que estos expertos desmientan parcialmente la narración de Eusebio, allí donde toca su campo de especialidad, pero tampoco es extraño que asuman con naturalidad que todo el resto es cierto: el espectador ha de esperar a otros expertos para tener una visión de conjunto. Ya hemos ilustrado algún artículo con fragmentos de estas series y, sin duda, lo volveremos a hacer.

Intervención de Anne Pasquier, de la Université Laval-Montréal, en el documental de Gérard Mordillat y Jérôme Prieur L'origine du christianisme, episodio 6, 05'34'', sobre el gnosticismo. Observarán que corto antes de que explique la segunda definición obsoleta de gnosticismo, quizá volvamos a este documento si hablamos de estas sectas. Active los subtítulos con el botoncito rojo «cc»

Las investigaciones históricas, arqueológicas y filológicas, han probado que la línea de la ortodoxia trazada por Eusebio nunca existió. Gran número de sectas mesiánicas con elementos de origen judío, helenístico, egipcio, etc. luchaban entre sí hasta que una versión sincrética de algunos de estos cristianismos se impuso en el siglo IV.

Decíamos a propósito de los cultos al carguero del Pacífico que resulta muy instructivo examinar la génesis de una religión. En el caso del cristianismo la tarea es difícil, debido a la tradición a la que aludimos: siglos de reescrituras, interpolaciones, quemas de libros, silencios y persecuciones.

Si los cultos al carguero los despachamos en un solo artículo, en el caso del cristianismo, debido a la dificultad mencionada y a su magnitud, lo trataremos en aspectos parciales, sin la ambición de agotar la cuestión, en una serie de artículos, etiquetados como «Cristianismo primitivo». En realidad ya hemos publicado varios bajo esa etiqueta, con lo que esta introducción es un poco tardía. Hemos visto hasta ahora algunos ligeros, casi humorísticos y otros más densos. La serie se prolongará próximamente con «La invención de Jesús: iconografía» y «La tradición apostólica».

Capitular tomada de aquí.

domingo, 20 de febrero de 2011

Devoción

Nos enseña la antigua sabudiría que la mortificación de la carne nos acerca a Dios. Lamentablemente, en estos tiempos impíos se va dejando atrás la santa práctica de la autoflagelación en favor de penitencias más livianas, como la pregrinación de rodillas o meter la mano en una pila de alfileres, poco más que atracciones turísticas. Los grandes tiempos de esta práctica han pasado: santos como Bernardo de Claraval o Francisco de Asís nos muestran su ejemplo, los flagelantes del s. XIII purificaban sus pecados ante el inminente fin del mundo o para poner coto a la peste negra (o ambas cosas). Luces de santidad nos iluminan todavía, como lo penitentes de Semana Santa de Filipinas que ya vimos o los Picaos de San Vicente de la Sonsierra. También estos jóvenes chiítas de Mumbai hacen sonrojar a aquellos cuya fe insuficiente les priva de la penitencia. (Nota: estas imágenes puede resultar desagradables).

Vídeo tomado de LiveLeak.

domingo, 13 de febrero de 2011

Predicador Renacido

Tras largos meses de hibernación, por fin me veo en situación de retomar el blog. Nunca volverán aquellos tiempos en los que actualizaba tres veces por semana, puesto que eso necesitaba una dedicación casi exclusiva, pero me he propuesto una frecuencia de 5 post al mes en El predicador Malvado y de uno al mes en Desde Camden House. También estoy madurando una nueva plantilla, no de esas modernas que hay ahora, más bien de blog clásico, la que me hubiera gustado tener al comenzar con esto; ya me diréis que os parece. Dentro de pocos días saldrá a la luz. Gracias a todos los parroquianos por vuestra fidelidad en estos tiempos ingratos.

vlcsnap-2011-02-12-19h40m04s108
Captura del octavo episodio de Ugly Americans

La imagen de la capitular está tomada de aquí.

jueves, 10 de febrero de 2011

Otros Mundos LVII

Un nuevo caso de ser cuyas moléculas se disgregan en un fluido, en este caso acuático, frente al Desvanecedor azul, que lo hacía en el aire. También tenemos un nuevo caso de incongruencia, ya que los armiñados cambian de nombre, respecto a sus apariciones precedentes.

100 104
100.Genio rojo.
Sus moléculas viven disgregadas en los mares de Lumarck y se reunen por la presión de los remolinos, entonces emerge, acosa naves, devora pasajeros y tripulantes y vuelve a disgregarse y a caer al mar, hasta otro nuevo remolino.

104. Falcohomínido alado.
Habitan en las montañas de Clematione. Descienden a los valles y llanos para cazar y robar. Suelen atacar a los ursinos armiñados para arrebatarles sus pieles. A menudo dejan ellos la suya en los “colmillos de sable” de los ursinos.

La capitular pertenece a La Vie de Notre-Seigneur Jésus-Christ (La vida de nuestro señor Jesucristo) por James Tissot, 1836-1902. Tomada de la página del Brooklyn Museum.

martes, 1 de febrero de 2011

Hay algo que nos permite librarnos de todas las dudas y ese algo se llama «fe»...

... ¿y quién cojones eres tú para cuestionar mi fe?

E
s sin duda inútil publicitar un corto que ya ha sido portada en Menéame, pero es tan bueno, que lo he querido invitar a la parroquia:




Todas mis felicitaciones al autor, Alberto González Vázquez. Vídeo sacado de ésta página.

La capitular está robada de aquí