sábado, 29 de septiembre de 2007

Otros mundos IV (y dos)

estimados parroquianos, he de pedirles disculpas por la pequeña broma que apareció en la última entrega de Otros mundos:
Al acabar una colección era habitual tener un importante número de cromos de más (técnicamente «taco de repes»). Con algunos de esos repes, en una colección como esta, era posible crear por combinación nuevas criaturas. Para los parroquianos más jóvenes debemos aclarar que en aquella época cortar y pegar eran tareas que requerían el concurso de tijeras y pegamento. El batrácido cretinoide fue un producto de esta operación. Aquí pueden ver el original, para su publicación en el blog se le situó (esta vez con el Gimp) en un fondo basado en el número nueve, el argonáutido monoftalmo (al que conoceremos en breve). El cuerpo, como pueden ustedes apreciar, procede del macrocéphalo, la cabeza del ránido; el texto, aunque inventado, retoma elementos de la colección, como el profesor Radycoff y los palenques de lucha. Confiamos en que este caso no mancille la confianza que todos ustedes depositan en el predicador, que ha construido su prestigio sobre la base del rigor y la veracidad. He aquí el verdadero número cinco de la colección:

















5. Macrocéphalo verrugoso:
Gigantesco cual una ballena puesta en pie, su cabeza descomunal alberga un cerebro menor que una castaña. Sus verrugas segregan un líquido corrosivo. Sus pasos hacen crujir el suelo de Neumón III.

Combinación ente el 77, búbido de Neumón III y el 171, caballero negro ¿algún parroquiano aventura un nombre o un texto para este nuevo cromo apócrifo?



103. Ránido cazador.
Devoran aves, roedores y otros animalillos perjudiciales para la agricultura y son protegidos por los placodermos. Los cinocéfalos los han introducido en otros planetas. Por desgracia para ellos están inermes frente a otros depredadores.

Capitular montada sobre una foto tomada de aquí.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Porco Rosso

の豚 (Kurenai no Buta) es, sin duda, una de las obras mayores del único y genial Hayao Miyazaki y ha sido, por supuesto, comentada por muchos autores. Aquí visitaremos aspectos que otros ya han tratado y otros menos explorados:

Como es sabido, pretendía ser, originalmente, una adaptación del manga de Miyazaki Hikoutei Jidai (La era de los hidroaviones: pueden verlo completo en el Rincón de Montse Akane) para ser proyectada en los vuelos de la Japan Airlines. La trama se fue enriqueciendo con elementos sombríos, como la crisis del 29 y el auge del fascismo y con personajes como Gina; dando finalmente un producto más ambicioso. Porco Rosso, as de la aviación de la Primera Guerra Mundial, sobrevive como piloto caza recompensas durante el periodo de entreguerras y se ha convertido en el terror de los piratas del aire. Su verdadero nombre es Marco Pagot (homenaje a los hermanos Pagot, los dibujantes italianos de Calimero y colaboradores de Miyazaki en su Sherlock Holmes) nació en 1893 y por alguna razón (¿hacia el final de la guerra?) se transformó en cerdo. Pero pasemos a esos puntos que queremos tratar:

-Miyazaki heredero de John Ford.
-Pasión por los ingenios voladores.
-Cerdo y rojo; elementos libertarios y existenciales.

Gina y Fio, dos heroínas con el carisma del cine clásico

Miyazaki heredero de John Ford:
Se han identificado muchas influencias de autores occidentales en la obras de Miyazaki; Jonathan Swift, Ursula K. le Guin, Moebius, etc. pero pocas veces se ha señalado la de John Ford, especialmente notable en la película que nos ocupa:

Hace poco vimos aquí algunos elementos característicos del director americano; casi todos se podrían aplicar a esta película:
El protagonista es un desarraigado (como Ethan) que es prisionero de la aventura, identificada aquí con los aires, no con el desierto, si bien Ford también hizo películas de aviadores, como Escrito bajo el sol.

A pesar de que ambas pelirrojas (Gina y Fio) le aman, es incapaz de afrontar una relación con ninguna de ellas y prefiere irse volando. Porco no es el único con problemas para relacionarse con las mujeres, como podemos ver en el fragmento de la canción de Gina (y en otros momentos del metraje) los piratas del aire y Curtis son intimidados fácilmente por las ellas, como los héroes fordianos. A demás, si el cielo es el campo de juegos masculino, los espacios interiores están dominados por las mujeres; muy particularmente el Adriano, donde reina Gina, pero también el taller de Piccolo está dominado por una masiva presencia femenina que tan pronto te monta un avión como te prepara unos spaghetti. Las mujeres de Miyazaki, y las de esta película en particular, tienen la fuerza y el carácter de las mujeres de Ford.

Como en Ford, cada escena emotiva está cortada por un detalle humorístico; o alguien se da un trompazo o alguien se pone colorado y con cara de memo. Encontramos un ejemplo de esto último en el nostálgico flash-back en el que vemos a Marco de pequeño volando con Gina. Demasiado nostálgico: al final viene el gag, cuando Marco se ruboriza porque el viento ha dejado las enaguas de Gina al descubierto.

En aquel tiempo, la guerra y el sufrimiento no habían roto su inocencia
Por supuesto, la pelea a puñetazos entre Porco y Curtis es completamente propia de Ford; tanto en lo tocante a los protagonistas, como a la reacción de las mujeres y de toda la comunidad, que participa en cuerpo y alma del evento.

Esos son auténticos hombres... bueno, y un cerdo
Encontramos elementos fordianos en otras películas del autor (el pueblo, las mujeres y las peleas son muy fordianas en Laputa, por ejemplo) pero nunca de manera tan evidente y abundante como en Porco. En realidad, más allá de la suma de estos elementos, es una película muy fordiana.

Pasión por los ingenios voladores:

Los trabajos de Miyazaki están plagados de máquinas voladoras: de los cachivaches de Moriarty en Sherlock Holmes a los ornitópteros del Castillo en el cielo, pasando por los planeadores de Nausicaa. Él mismo ha atribuído este interés a sus lecturas infantiles de Jules Verne. También ha hablado de que lo que le motivó a crear a Porco fueron sus lecturas de Saint-Exupéry y su afición a los hidroaviones, por lo que, a diferencia de en otros de sus trabajos, los aviones en Porco Rosso son realistas:

El auténtico Savoia S. 21, a diferencia del de Porco, era un biplano. Imagen tomada de aquí

Muchos de los aviones que aparecen están cuidadosamente diseñados e inspirados en aviones de entonces: el de Curtis en el Curtiss R2C, el de Porco en el Savoia S. 21, aunque también se le ha relacionado con el Macchi M33.
El avión de Fio en la última escena se parece a un Caproni C22J.

El Curtiss R2C. Imagen tomada de aquí, donde pueden encotrar otros modelos Curtiss y decidir por ustedes mismos cuál se parece más al de la película

Muchos de los nombres de la película se inspiran en la aviación de la época:
El motor que Piccolo tiene en su taller, nos dicen que es un Folgore (nombre tomado de un bombardero italiano) pero vemos en él la palabra «Ghibli» grabada: el nombre del estudio era el sobrenombre de un bimotor italiano de la segunda guerra mundial, el Caproni Ca. 309.

Naturalmente, el nombre de Curtis viene de los aviones Curtiss, pero no sólo eso; se dice que el personaje ganó la Copa Schneider dos veces consecutivas; es casi cierto: dos ediciones consecutivas, la de 1923 y la de 1925 fueron ganadas realmente por hidroaviones Curtiss (por el Curtiss CR-3, pilotado por David Rittenhouse y el Curtiss R3C-2, pilotado por James Doolittle respectivamente; siendo las dos únicas ocasiones en las que pilotos estadounidenses se hicieron con el trofeo).

Dolittle con su Curtiss R3c-2. Imagen tomada de la Wikipedia

Cerdo y rojo; elementos libertarios y existenciales:
El color de su apodo no es casual, sino que tiene connotaciones políticas. La actitud y los comentarios del protagonista permiten pensar que es un anarquista individualista:
No se siente implicado en los asuntos de la guerra ni de la patria, no se une a la bendición de la mesa cuando come con la familia de Piccolo, sonríe irónicamente cuando se menciona a Dios y dice cosas como «Los cerdos no tienen país ni ley.» (minuto 16), «Prefiero ser un cerdo a ser un fascista.» (minunto 33), «¿Creer? No me gusta esa palabra, pero dicha por ti parece diferente.» (minuto 60, dirigiéndose a Fio).

El cielo, el mar y la soledad; así es la vida de Porco Rosso

A demás, como vimos con detenimiento en otra ocasión, la canción Le temps des cerises, que abre la película y es cantada por Gina poco más tarde, fue un canto revolucionario durante la Comuna de París.

Esta actitud izquierdista, pero egoísta, de Porco, podemos entenderla mejor gracias a estas declaraciones de Miyazaki (tomadas de Buta connection):

Para los japoneses el cerdo es un animal al que se le tiene cariño, pero al que no se respeta. Para mí, es un animal avaro, caprichoso e insociable… En términos budistas, tiene todos los defectos del ser humano: es egoista, hace todo lo que no hay que hacer, goza de su libertad. […] Esta película se dirige a un público amplio, pero también a hombres maduros que en su juventud soñaban con una vida pura, pero que, progresivamente, insensiblemente, se fueron transformando en «cerdos» a fuerza de trabajar como locos. A aquellos que, en nombre de grandes principios, luchaban contra el materialismo y el mercantilismo pero que ahora disfrutan de la sociedad hiperconsumista.

La orientación política de la película se ha interpretado como una referencia nostálgica a la juventud sindicalista de Miyazaki; podemos pensar que él mismo se incluye entre esos hombres, en principio idealistas y comprometidos, pero que se han dejado aburguesar por el éxito: se sentiría así identificado con el personaje y la realización de la película podría ser una forma de expiar su culpabilidad por haber traicionado sus ideales... pero dejemos las especulaciones y volvamos a la película:

La crisis primero y la guerra a continuación, llevaron a
las mujeres a fábricas y talleres.

Arriba a la derecha óleo de Laura Knigth. Abajo, fotografía de mujer soldadora procedente de los fondos de la
biblioteca de la Universidad de Berkeley.

Porco no sólo se siente desencantado de los hombres; también (como decíamos de Miyazaki) culpable. En su caso es la culpabilidad típica de los que han sobrevivido a grandes matanzas o catástrofes; siente que su heroismo no es nada comparado con los que sí dejaron la piel allí: pero él, finalmente, ha abandonado la lucha porque no se puede hacer nada. Lo explicita en este bello fragmento, inspirado en un pasaje de Roald Dahl:


La visión de Porco está tomada de un momento de
«
No llegarán a viejos», de Roald Dahl, uno de los diez relatos de aviadores recopilados en Over to You.

De manera que el caracter hosco y taciturno del cerdo procede de las heridas recibidas en la Primera Guerra Mundial. Si Ethan en The Searchers, como vimos, luchaba dolorosamente entre el mundo de la aventura y el del interior, Porco, aún más pesimista, parece haber tomado la decisión desde el principio; su aspecto porcino es un símbolo de esa renuncia definitiva al género humano.

Ser un cerdo le sirve de excusa para no comprometerse, tanto políticamente «lo lamento, pero eso son cosas de los hombres» (minuto 15) como sentimentalmente; es fácil decir a una mujer que una relación es imposible cuando se es un cerdo. Así, Porco se siente cómodo con su maldición, rechaza el rayo de optimismo en la juventud que representa Fio «Cuando te miro me doy cuenta de que en este mundo aún quedan buenas personas» (minuto 63) y que le hubiera podido reintegrar en el mundo de los humanos. Esa posibilidad de reintegración se materializa en el beso que le roba la muchacha y que, tal vez, haya roto el hechizo... pero incluso en ese caso es demasiado tarde para él y prefiere desaparecer. Así, en la última imagen de la película, después de los títulos de crédito, le vemos perderse en la lejanía en su avión rojo, como un cowboy solitario.



Fuentes: Para los datos referentes a aviones nos hemos servido, principalmente, de la Wikipedia, en Buta connection hay un análisis muy detallado e interesante de la película (en francés) si quieren más información sobre el manga original, la encontrán en Nuasicaa (en inglés).

sábado, 22 de septiembre de 2007

Otros mundos IV (uno)

más criaturas, hombres y vehículos procedentes de otros mundos:

5. Batrácido cretinoide.
Engendro salido del laboratorio del profesor Radycoff. El metabolismo imperfecto de estos ejemplares les impide sobrevivir más de 72 horas. Durante su breve vida, despliegan una agresividad tan sanguinaria e irracional que se han hecho populares en las arenas y palenques de lucha, haciendo llegar las apuestas hasta cifras fabulosas.
















6. Parásito manchado.
Se aferra firmemente con sus miembros espinosos a otros animales y los va devorando poco a poco. Es imposible desprenderlo y se deja matar antes que soltar su presa.
















168. Submarinista Arminiado.
Equipos especiales están explorando los mares amargos de Melkassar, Sus antenas les mantienen en contacto con sus ayudantes de la superficie y, a demás, lanzan corrientes que repelen a los monstruos abisales.

169. Tripulante de FVI-60.
Los modelos de trajes espaciales son tan variados como las funciones específicas asignadas a cada tripulante. Este modelo permite pisar el suelo de 3-AKKA ¡a más de 200 grados centígrados! aunque sólo sea por una hora.


201. FVI-60.
Un tipo de nave auxiliar multivalente de Lumarck. Puede tomar muestras del suelo, levantar grandes pesos como una grúa, recoger cosechas, actuar en salvamentos, etc. En largos viajes tiene que ser transportada en grandes naves.

202. Tanque cisterna.
Mientras en algunos planetas apenas se hace un mínimo consumo de combustibles, en otros se necesitan grandes cantidades de toda clase de ellos, Esta astronave cisterna lleva gas licuado a Ranna.

Letra capitular sobre una foto tomada de aquí.

martes, 18 de septiembre de 2007

Dios en el banquillo

en diciembre del año pasado inaugurábamos la sección de ateología de este blog con un cálculo de las personas asesinadas por Dios según la Biblia: las cifras eran escalofriantes. Desde entonces sus víctimas no han hecho más que aumentar, sobre todo si incluimos en el cálculo las de sus enviados y representantes. Sin embargo, lo más grave son sus amenazas de destrucción y de torturas sin fin, que ponen en un estado de ansiedad constante a una parte importante de la población mundial ¿Pensaba Dios que iba a salir impune? Nos enteramos a través de Menéame de que el senador de Nebraska, Ernie Chambers, le ha puesto una demanda ¡Bravo! toda la humanidad ha de estarle agradecida. La noticia original está en inglés, por lo que este blog cumple con su deber ciudadano de verterla a la lengua de Cervantes para información del público hispano. Mil gracias a Atilio, ducho tanto en inglés como en lenguaje jurídico, por hacer la traducción siguiente para todos nosotros:

El senador por el estado de Nebraska, Ernie Chambers, inició acciones judiciales contra Dios el viernes pasado, solicitando al tribunal que ordene al Todopoderoso y a sus seguidores que paren de formular amenazas terroristas.

La demanda presentada a un tribunal del distrito de Nebraska estipula que Dios, así como sus seguidores de cualquier religión «han amenazado y continúan haciéndolo, con actos terroristas que ponen en serio peligro a innumerable personas». Estas amenazas son creíbles, vistos los antecedentes de Dios, dice la demanda de Chambers.

Esta vez no se escapa ni Dios


Con gran elocuencia, Chambers también acusa a Dios de haber causado «temibles inundaciones, flagrantes terremotos, plagas pestilenciales, feroces hambrunas, sequías devastadoras, guerras genocidios, defectos de nacimiento y cosas así».
De la misma manera, la demanda acusa a Dios por tener biógrafos que «diseminan en forma escrita tales actos por todo el mundo con la intención de crear miedo, ansiedad, terror e incertidumbre de manera de lograr obediencia coercitiva a la voluntad del demandado».

Chambers, quien ha sido el representante de Omaha, Nebraska, desde 1970, pidió al tribunal del distrito de Douglas un juicio sumario o el establecimiento de una fecha de audiencia lo mas rápidamente posible «siempre y cuando el tribunal no lo considere fútil».

El senador también pidió al tribunal que prohiba a Dios cualquier plaga y acto terrorista, aunque esto puede ser muy difícil pues Dios es normalmente reconocido como todopoderoso.


Chambers admite que Dios es omnipresente y posee omnisciencia. Dado que Dios esta por todos lados, el tribunal de Nebraska tiene jurisdicción. Dado que Dios lo sabe todo, no es necesario notificarle de la demanda, dijo Chambers. La presentación indica que Chambres intento notificar a Dios diciendo: «Aparece, aparece, donde sea que estés», pero el Todopoderoso declinó, como muchos demandados, facilitar el trabajo de quien tiene que notificar comunicaciones judiciales.


Chambers presentó la demanda para hacer claro que la constitución del estado permite presentar demandas por cualquier motivo según la WOWT.

Las tentativas de contactar a Chambers para que comente han sido infructuosas.
Dios no contestó a la plegarias de este periodista.
La demanda se ha designado como Chambers versus Dios.
Ryan Singel

lunes, 17 de septiembre de 2007

Centauros en Monument Valley

si hay una película grande, esa es sin duda, The Searchers, 1956. Ha sido inevitable llegar a ella debido a la influencia que ha ejercido en películas de las que hemos hablado y de las que hablaremos en el futuro (Star Wars, Encuentros en la tercera fase, Porco Rosso, etc.). Sin embargo, es también una de las películas más analizadas de la historia del cine y ¿quién este humilde predicador para pretender decir algo que no se haya dicho ya? De modo que no emprenderemos aquí tal análisis (que, por otra parte, necesitaría una ambiciosa serie de artículos). El verdadero objetivo del post será señalar, de manera esquemática, algunos de los motivos recurrentes en la narrativa de John Ford y los ejemplificaremos con elementos extraídos principalmente de esta película (pero también de otras).

Ethan y Martin son los que buscan

Ante todo quisiéramos aclarar, en deferencia a los parroquianos americanos, que se trata de Más corazón que odio, aunque en España se estrenó como Centauros del desierto (si añadimos el título francés; La prisionera del desierto, prácticamente nos han contado la película).

Centauros es, por si alguien no la ha visto, una largo viaje, una búsqueda: nada original, ya que se adscribe a la tradición del clasicismo homérico.

Elementos recurrentes en la narrativa de John Ford:

-El conflicto del mestizaje y, más ampliamente, la aceptación de un individuo extraño en una comunidad. En The Searchers es el tema principal sobre el que pivota toda la acción. No sólo se busca a una niña raptada (y por ende, criada) por los indios, de muchos de los personajes se sugiere que tienen sangre india; por supuesto de Martin (Jeffrey Hunter) que tiene un octavo de cherokee, pero también del reverendo-capitán Clayton (el carismático Ward Bond) e incluso el racismo intransigente de Ethan (John Wayne) parece ocultar la vergüenza de su sangre mezclada; sin embargo practica costumbres indias (cree en sus supersticiones escatológicas, corta cabelleras, conoce la lengua y el protocolo, etc.). Vemos esto en otras películas de John Ford, por ejemplo en Dos cabalgan juntos.

Las mujeres ven alejarse a sus hombres hacia el desierto

-División del espacio entre el exterior salvaje (el desierto) que se identifica con el viaje y la aventura y el interior, hogareño y sedentario que se concretiza en el símbolo de la mecedora junto a la chimenea. Este elemento impregna toda la película (directamente relacionado con el mestizaje) lo explicita el personaje de Mose (interpretado por de Hank Worden): su locura y su sangre mezclada le impiden acceder a su soñada mecedora. El conflicto de Ethan y de los demás personajes es muy similar.

Un tejado sobre su vieja cabeza y su propia mecedora junto al fuego,
eso es todo lo que quiere Mose Harper


-Hombres muy duros y mujeres... muy duras también. En esta división del espacio los Hombres se asocian al exterior y las mujeres al interior. Sin embargo estas se adaptan, cuando es necesario, al desierto (como en La legión invencible) mientras que los hombres (aguerridos y fuertes como los que más) se sienten torpes en el interior y son fácilmente intimidados por las mujeres (tropiezan, enrojecen, tartamudean...) especialmente por las que aman, pero las viejas son de armas tomar. Hay que señalar que si las mujeres de Ford tienen siempre un carácter muy fuerte y son temibles de mal humor, también saben ser tiernas (aunque no aparezca en Centauros, recordemos a la maravillosa Maureen O'hara que podría representar el arquetipo de mujer fordiana).
Esto ocurre prácticamente en todos sus trabajos; citemos, por ejemplo Corazones indomables o El hombre tranquilo.
En relación con el punto anterior, cabe destacar que el porche de la casa representa a veces un punto intermedio entre el interior y el exterior: en muchas películas es allí donde el galán se atreve, por fin, a declarar su amor a su bella, con más o menos balbuceos.

-Pelea a puñetazos. Ford puede contar muchas cosas con una buena pelea. Representa un punto álgido en la relación entre dos hombres y también un gran acontecimiento social, en el que participa toda la comunidad. Las de Centauros y del Hombre tranquilo se cuentan entre las favoritas de un servidor. La causa suele ser una mujer.

Después de la pelea serán mucho más amigos

-Humor burdo. Ford parece tener miedo de caer en el sentimentalismo. Cuando una escena es muy emocionante, al borde de la lagrimilla, replica inmediatamente con un chiste burdo: alguien se cae de culo, un sargento maltrata a un soldado a golpes de barriga, o (como ocurre en ésta) descubrimos, inmediatamente después del gran clímax de la película, que el soldado bisoño acabó pinchando en el culo con su sable al reverendo-capitán Clayton .

-¿Herido, capitán? ¿una bala? ¿una flecha? - ¡No!

Si bien quedan fuera muchos elementos, tanto argumentales como técnicos, que merecerían estudio (tal vez en el futuro volvamos sobre este gran director) estos puntos, como ven, son muy recurrentes y, de alguna manera, podrían definir el carácter de Ford. Quisiera pedir a los parroquianos más fieles que los tengan presentes porque recurriremos a ellos en un post próximo.

La acción comienza con Ethan (que pertenece al desierto) llegando al hogar de su hermano, que había optado por el interior y acabó casándose con la mujer que le estaba destinada a él. Podemos ver The Searchers como la dolorosa lucha de Ethan por acceder a ese espacio que le esta vedado, incapaz a sacrificar su individualismo y su libertad por su tribu.

Origen de las ilustraciones:
La letra capitular es la modificación de un dibujo de Luky Luke, © 2001 Xilam/Lucky comics, las capturas de pantalla de The Searchers seguramente son propiedad de la Warner. La foto de Maureen O'Hara procede de una página web que no decía su origen, pero parece tomada de The Quiet Man.

viernes, 14 de septiembre de 2007

Rebelde (y 2)

tal como habíamos anunciado (vean) he aquí algunas imágenes más del tebeo Rebelde, de Pepe Moreno, en las que vemos una explosión en una de las torres (provocada por los amigos de Rebelde con un bazooka para distraer a los malos) explosiones en puentes (otro de los objetivos posibles de los terroristas en la realidad, según la inteligencia americana) y una espectacular vista del skyline de Manhattan huérfano de Torres Gemelas y con el suelo cubierto de una nube de polvo producido por el derrumbe.























lunes, 10 de septiembre de 2007

Rebelde (1)

quisiera hoy recordar una interesante historieta: Rebelde, de Pepe Moreno Casares. No es fácil ser dibujante en España y Moreno ha trabajado mucho para editores americanos y, como en el caso que nos ocupa, franceses. Albin Michel la publicó, con el título de Rebel, en 1984. En España la publicó Toutain; apareció por entregas en Zona 84, entre los números 8 y 14 y como álbum en 1986.
















Portada de la edición francesa del álbum y la del Zona 84 en el que apareció la primera entrega en España, ilustrada por Richard Corben.


Es una historia de bandas urbanas en un contexto postapocalíptico, tan de moda en los primeros 80 tras el éxito de Mad Max. Rebelde es el líder carismático de una banda; todas están en guerra con todas, lo que beneficia a una pequeña oligarquía que vive en Cosmo City (cómoda y futurista, frente al campo de ruinas que es la Nueva York del año 2002, donde se desarrolla la mayor parte de la acción). Esta corrupta oligarquía controla a las bandas con la Policía Sanitaria y una banda títere, los Skins. Los enfrentamientos con éstos centran la mayor parte de las peripecias. La habilidad de Rebelde frente a otros líderes se debe a su pasado de militar de élite, pero la guerra le desencantó de todo y ahora sólo le importa su banda y su chica.


Moreno experimenta con colores muy vivos que subrayan la violencia del guión y utiliza fotos como base para algunos paisajes, creando imágenes de gran fuerza. Algunas de ellas ilustran este post: la guerra había derruido una de las torres gemelas del World Trade Center y la que queda es el cuartel general de los Skins. En su gran ataque final, Rebelde y su banda conseguirán hundir la torre restante. Las viñetas de atentados en el puente de Brooklyn tampoco tienen desperdicio; si lo desean, las podremos ver en un próximo post.


jueves, 6 de septiembre de 2007

Jane Birkin (2)

según lo pactado, he aquí una nueva entrega de las fotos de Frank Guitty a Jane Birkin que fueron publicadas en la revista Lui en diciembre de 1974:







Próximamente publicaremos la última, pero no inmediatamente, que tampoco hay que abusar.

lunes, 3 de septiembre de 2007

Jane Birkin (1)

ace algún tiempo tuvimos ocasión de hablar de Serge Gainsbourg y de su canción Les sucettes, interpretada por France Gall. Hoy hablaremos de otra mujer, seguramente la que más marcó la vida del cantante y compositor con cara de col: Jane Birkin. Bueno, decir que vamos a hablar de ella es un decir, ya que vamos, sobre todo, a admirarla.

Jane, consciente de su belleza e inteligente, nunca ha sido mojigata: salió desnuda en Blow up, de Antonioni, en Je t'aime moi non plus, del mismo Gainsbourg, en Si don Juan fuese mujer de Vadim (¡hay vídeo!) etc. No es dificil, por lo tanto, encontrar su anatomía prodigiosa por la red con una simple búsqueda «Jane Birkin naked» en Yahoo imágenes. Sin embargo, del famoso reportaje que publicó la revista Lui en diciembre de 1974, con Frank Guitty como fotógrafo, no hemos encontrado más que algunas fotos dispersas: parece que nadie lo ha subido a la red completo. Dicho reportaje causó en su día cierto escándalo, así como todas las películas mencionadas, de manera que a la estética se puede añadira la ética, si consideramos lo saludable que resulta la provocación a la sociedad.


En futuras entregas completaremos las fotos que fueron publicadas en dicho número de Lui, pero dedicaremos al menos otra entrada a Jane que nos revele el más seductor de sus atributos físicos, que no aparece en estas fotos: su sonrisa.